España

El tribunal del caso Gürtel exime a Rajoy de declarar como testigo

La fiscal de Gürtel acusa a las defensas de «intoxicar» el proceso

Vídeo: El tribunal del caso Gürtel mantiene la «denegación de la prueba testifical» de Rajoy - ATLAS
Nati Villanueva Madrid - Actualizado: Guardado en:

El Tribunal del caso Gürtel ha rechazado que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, declare como testigo en el macrojuicio de la trama de corrupción, como había solicitado una de las acusaciones populares. De igual forma, los magistrados han desestimado la mayor parte de las cuestiones previas solicitadas por las defensas de los acusados, entre ellas, la nulidad del procedimiento basada en la presuntas irregularidades de las grabaciones que destaparon el caso. Además, la Sala ha avalado la investigación realizada por el juez Garzón al considerar que sí era competente para investigar el caso, abocado a su juzgado por el antecendente de un procedimiento anterior (BBVA-Privanza).

El Tribunal mantiene además al PP en la causa como responsable civil subsidiario, al considerar que en este momento no puede pronunciarse sobre su condición de partícipe a título lucrativo. La representación procesal del PP había pedido su exclusión argumentando que quien tienen que sentarse aquí son los grupos municipales de Majadahonda y Pozuelo. Esta misma mañana la Fiscalía se había opuesto a su expulsión porque fue el PP, y no estos grupos, quien «se vio beneficiado en mas de 245.000 euros de los delitos de cohecho y malversación».

«Oportunista, desenfocado e inaceptable». Así ha calificado este lunes la fiscal del caso Gürtel Concepción Sabadell la utilización que del trámite de defensa han hecho los abogados de los acusados de la trama de corrrupción en las cuestiones previas. En un contundente informe, la representante del Ministerio Público se ha opuesto a la nulidad del procedimiento que pedían las partes al considerar que solo pretenden «intoxicar» el proceso ante la «abrumadora» prueba que hay en su contra. Esta misma tarde el tribunal decidirá sobre las alegaciones de las defensas (previsiblemente rechazará la mayoría) y comenzarán ya los interrogatorios de los primeros acusados. Aun no se sabe si será Correa quien inaugurará esta ronda o si lo harán los tres «arrepentidos», como ha pedido la Fiscalía.

A juicio de Sabadell, todas las alegaciones planteadas por las partes en estos tres días de juicio tienen una única finalidad: cuestionar integridad procedimiento poniendo el acento en la presunta irregularidad de las grabaciones del concejal del PP José Luis Peña. La realidad, ha dicho la fiscal, es que esas grabaciones «ni dieron origen a esta causa ni son nulas ni están manipuladas». Son legales porque no afectan al contenido esencial del derecho a la intimidad, el único límite establecido por la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Y tampoco puede considerarse que estén manipuladas porque si así fuera no habría fragmentos incriminatorios para el edil que destapó esta trama.

De la misma forma se ha referido Sadadell a la legalidad de los registros que se llevaron a cabo en el despacho del abogado Luis de Miguel, artífice, según la Fiscalía, de la maraña de sociedades encaminadas a posibilitar la huida de capitales de varios de los acusados. Y ha avalado también las grabaciones que llevó a cabo Garzón en 2008 y 2009, porque ya fue expurgado todo aquello que derivaba de la intervención de las comunicaciones en prisión que le costaron a Garzón su inhabilitación.

El Ministerio Público también ha rechazado las alegaciones sobre la supuesta falta de autorización por parte de Suiza para utilizar documentación relativa a algunos de los acusados, entre ellos Luis Bárcenas. Primero porque no hay una decisión firme al respecto, y segundo porque el propio Bárcenas dio su consentimiento al juez en 2013 para llevar a cabo estas indagaciones.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios