España

La fiscal general advierte a los catalanistas de que actuará siempre que sea necesario

Consuelo Madrigal asegura que no hay otra legitimidad «que la fundada en la Constitución»

Consuelo Madrigal, fiscal general del Estado, junto a Carlos Lesmes
Consuelo Madrigal, fiscal general del Estado, junto a Carlos Lesmes - EFE

La fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, ha lanzado una advertencia a los políticos catalanistas que planean una hoja de ruta independentista al margen de los cauces legales. El Ministerio Público se mantendrá alerta y «actuará ante el Tribunal Constitucional y ante los órganos jurisdiccionales, si fuera el caso», para frenar sus actuaciones.

Así se ha pronunciado Madrigal en la Apertura del Año Judicial, celebrada este martes en el Tribunal Supremo y presidida por el Rey, un curso que arranca marcado por los macro juicios de las llamadas tarjetas black de Caja Madrid y la primera época de la trama Gürtel. Algunos dirigentes catalanistas también rendirán cuentas: el diputado Francesc Homs, exconsejero de presidencia de la Generalitat, declarará el 19 de septiembre como imputado por su papel en la consulta independentista ilegal celebrada el 9 de noviembre de 2014.

«No hay más legitimidad que la Constitución»

Ante numerosas autoridades del mundo judicial (el presidente del Tribunal Supremo y los 90 jueces de este tribunal, el ministro de Justicia Rafael Catalá o el presidente del Tribunal Constitucional Francisco Pérez de los Cobos), Madrigal defendió la labor del tribunal garante de la Constitución «ante el desafío al Estado de Derecho que con tal desprecio al ordenamiento constitucional se plantea desde sectores independentistas». Tono elevado ante el desafío catalanista.

Citando la sentencia del TC que anuló la declaración de ruptura que aprobó el Parlamento catalán, la fiscal explicó que «no hay más legitimidad que la fundada en la Constitución en una concepción democrática del poder». Aseguró que el Estado de Derecho solo puede construirse dentro de los cauces legales, «nunca al margen de la ley y los procedimientos legalmente establecidos».

También admitió que «ni la ley ni la Constitución son inmutables», pero que sus reformas requieren del consenso político para adaptar las normas a las demandas sociales. Todo ello frente «a las vías de hecho o las pretensiones demagógicas que contraponen legitimidad democrática y legalidad constitucional». Además, Madrigal también repasó la actividad de los fiscales a lo largo de 2015 y defendió los esfuerzos contra la corrupción, una gran preocupación de los ciudadanos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios