España

Fernández Díaz afirma que la agresión a los guardias civiles en Alsasua es un delito de odio

El ministro del Interior en funciones asegura que la Guardia Civil «está en Navarra para quedarse»

Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior en funciones
Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior en funciones - EFE
SERVIMEDIA - abcespana Madrid - Actualizado: Guardado en:

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, sostuvo este martes que la agresión del pasado viernes en Alsasua (Navarra) a dos guardias civiles y sus parejas «no es kale borroka», sino un «delito de odio».

Fernández Díaz defendió, en declaraciones a Televisión Española, que la «kale borroka» o terrorismo callejero «ha pasado a la historia afortunadamente con la derrota de ETA», con independencia de que a veces en el País Vasco y Navarra se den «hechos violentos» y «se quemen contenedores».

El titular de Interior argumentó que lo ocurrido el viernes en Alsasua «no es kale borroka» y que el problema es que ha habido «42 años de terrorismo» y «eso no se cura de la noche a la mañana».

Aseguró que esto ha provocado una «patología social» y que en diferentes localidades vascas y navarras haya «odio» hacia lo que representa la Guardia Civil.

En este sentido, indicó que la agresión del viernes a los agentes y sus parejas «encaja perfectamente» en el delito de odio, además de los de lesiones y atentado contra la autoridad, aunque precisó que esto es algo que deben delimitar los jueces.

Al mismo tiempo, Fernández Díaz afirmó que la Guardia Civil «está en Navarra para quedarse», en referencia a que los presuntos agresores de los agentes y la llamada izquierda abertzale promuevan la salida de las Fuerzas de Seguridad del Estado de la comunidad foral.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios