Curri Valenzuela - CHISPASSeguir

Feijóo y Alonso, los dos ases en la manga de Rajoy Curri Valenzuela

Curri Valenzuela Madrid - Actualizado: Guardado en:

La investidura de Mariano Rajoy depende, a estas alturas del bloqueo al que nos tiene sometidos Pedro Sánchez, de dos de los políticos del PP con mejor imagen y mayor fama de competentes: Alberto Núñez Feijóo y Alfonso Alonso, los candidatos populares en las elecciones gallegas y vascas del próximo día 25 cuyo resultados serán determinantes para la constitución de un Gobierno de España.

Son los dos ases que guarda en la manga el presidente en funciones, dispuesto a empezar a mostrarlos de forma inmediata: ayer presentó en Madrid a Alonso en un acto informativo y si no hizo lo mismo con Núñez Feijóo el lunes fue porque se encontraba en China. Aunque sus perspectivas son muy diferentes se supone que el estudio detenido de los votos que obtengan uno y otro en sus respectivas comunidades, y su comparativa con los del Partido Socialista serán fundamentales en un posible segundo intento de investidura por parte de Rajoy cuando se hayan celebrado esas autonómicas. Si los socialistas se descalabran resultará muy difícil que Sánchez siga empeñado en su «no».

Núñez Feijóo tiene en su mano revalidar la mayoría absoluta en Galicia. Las encuestas que guarda el PP le dejan a un par de escaños de esa marca, pero sus perspectivas son buenas aunque su listón está muy alto: hace cuatro años obtuvo el 45 por ciento de los votos. Tanto Podemos y sus Mareas como los socialistas se presentan no ya divididos, sino en medio de crisis lacerantes visibles cada día en los medios de comunicación. «Nuestra mayor preocupación –afirma un alto cargo de Génova– es la de que nuestros votantes se confíen y el día 25 no vayan a votar». Y cuando dicen eso en el PP nacional es que palpan de muy cerca la victoria.

Alfonso Alonso lo tiene más crudo. El ex alcalde de Vitoria, ex ministro de Sanidad, exportavoz parlamentario popular, parte de una mala posición, la de cuarta fuerza política donde se situó el PP en las anteriores autonómicas y tiene sobre su cabeza una amenaza importante de que sus votantes se refugien en el voto útil al PNV por el miedo a que Podemos, que ganó en las elecciones generales de junio, pueda gobernar con Bildu. El difícil papel de Alonso es conseguir que los suyos «se acuerden de lo que es el PNV, no vayan a arrepentirse después», explica él. Y a la vez demostrar que, igual que en el caso de Núñez Feijóo en Galicia, el PP sigue fuerte cuando Rajoy necesita esa fortaleza para conseguir su investidura.

Curri ValenzuelaCurri Valenzuela
Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios