España

El exdirector general de Deportes del Gobierno balear deberá sentarse de nuevo en el banquillo

El juez atribuye a «Pepote» Ballester los presuntos delitos de prevaricación y fraude a la Administración en la pieza separada número 10 del caso Palma Arena

El exdirector general de Deportes, José Luis
El exdirector general de Deportes, José Luis "Pepote" Ballester - EFE

El juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, ha dictado este jueves un auto de apertura de juicio oral contra el exdirector general de Deportes del Gobierno balear, José Luis «Pepote» Ballester, en el marco de la pieza separada número 10 de esta causa judicial. En dicha pieza se investigan las adjudicaciones de las obras preparatorias para la construcción del velódromo, que fue inaugurado en 2007.

«Pepote» Ballester y tres personas más deberán sentarse en el banquillo como presuntas autoras de un delito de prevaricación y otro de fraude a la Administración. Con anterioridad a la decisión de Castro, tanto el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach como la Abogacía de la Comunidad habían pedido la apertura de juicio oral para los cuatro acusados en esta pieza. Contra esta resolución no cabe recurso alguno.

La pieza separada número 10 se centró esencialmente en investigar la adjudicación, sin la convocatoria de un concurso público, de los trabajos de derribo de unas naves, por un lado, así como el cerramiento de la zona próxima al futuro Palma Arena y la creación de accesos viales, por otro. El importe total abonado por el Govern por ambas actuaciones fue de unos 60.000 euros.

En su escrito de acusación, el fiscal no pidió ninguna pena ni para «Pepote» Ballester ni para uno de los empresarios que deberán ir a juicio, al considerar que ambos fueron condenados en otra causa por los mismos hechos que ahora se les imputan en esta pieza del caso Palma Arena. Para los otros dos empresarios acusados, el fiscal solicitó seis meses de cárcel, sustituibles por una multa de 1.080 euros.

Cabe recordar que «Pepote» Ballester deberá sentarse igualmente en el banquillo por otras dos piezas del caso Palma Arena, junto con el expresidente balear Jaume Matas. Se trata de las piezas separadas número 8 y número 9, en las que se investigaba el proceso de adjudicación de las obras del velódromo. En la pieza separada número 8, Castro decidió abrir juicio oral contra Matas y contra «Pepote» Ballester por un presunto delito de prevaricación, otro de fraude a la Administración y otro de falsedad documental. Por lo que respecta a la pieza separada número 9, los delitos que el juez imputó a ambos expolíticos fueron los de prevaricación y fraude a la Administración.

En relación también al caso Palma Arena, Castro dictó ayer miércoles dos providencias en las que constataba que los hechos investigados en las piezas separadas número 20, 21 y 22 tienen una clara analogía entre sí, en concreto, que indagan sobre facturas emitidas por proveedores del velódromo. Por ese motivo, el juez solicitó a Horrach si interesaría su acumulación en una única pieza.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios