Oriol Junqueras, el día que fue encarcelado por la Audiencia Nacional. | Vídeo: Salida de los exconsellers de la cárcel de Estremera - IGNACIO GIL

Los exconsejeros y los «Jordis» comparecen en el Tribunal Supremo para intentar quedar en libertad

Junqueras y los nueve encarcelados deberán renunciar a las vías ilegales para desvirtuar el riesgo de reiteración delictiva

Los investigados esperarán en los calabozos de la Audiencia Nacional a la espera de que el juez les llame de dos en dos

Los exconsellers de Esquera Republicana se niegan a contestar a la Fiscalía en el Tribunal Supremo

MadridActualizado:

Los ocho exconsejeros catalanes encarcelados y los «Jordis» comparecen este viernes ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, a quien tratarán de convencer para que les deje en libertad. Los investigados por rebelión deberán expresar una renuncia a las actuaciones políticas por las vías ilegales para conseguir el objetivo. Solo esa manifestación anularía el riesgo de reiteración delictivo, el principal motivo de su estancia en prisión preventiva.

Los primeros en comparecer ante el juez son Oriol Junqueras, cuya declaración ha durado unos veinte minutos, y Raül Romeva. Entraron en la sede del alto tribunal a bordo de un vehículo policial que accedió al edificio a través de la llamada Puerta de Carruajes, para desde ella ser conducidos ante el magistrado instructor de la causa. Junqueras y Romeva se han negado a contestar a las preguntas de la Fiscalía en sus comparecencias.

Los imputados han sido conducidos al Supremo desde la Audiencia Nacional, adonde llegaron en primer lugar los líderes independentistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart y las exconselleras Dolors Bassa y Meritxel Borràs. Los «Jordis» llegaron en torno a las 8.30 horas desde las prisión madrileña de Soto del Real y las exconselleras lo hicieron cinco minutos después desde la de Alcalá Meco.

El expresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y los 5 exconselleres que se encuentran encarcelados en la prisión de Estremera llegaron después, en torno a las 9.00 horas, a los calabozos de la Audiencia Nacional, desde son trasladados de dos en dos al Tribunal Supremo para declarar.

En principio, el orden de declaraciones es el siguiente: Oriol Junqueras, Raül Romeva, Carles Mundó, Dolors Bassa, Joaquim Forn, Meritxel Borrás, Josep Rull, Jordi Turull, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez.

Paso atrás

Esta comparecencia fue solicitada por los propios encarcelados, que buscan aprovechar el cambio de juez investigador para encontrar un cambio en su situación personal. El juez que ha concentrado todas las causas por rebelión, Llarena, permitió a Carme Forcadell y otros cinco miembros de la Mesa del Parlament imputados quedar libres si pagaban una fianza, una decisión diferente a la de Carmen Lamela, la juez de la Audiencia Nacional que encarceló a los exconsejeros.

El desenlace inmediato dependerá, en verdad, de ellos. El juez del Tribunal Supremo podría optar por liberarles si los antiguos gobernantes catalanes renuncian a la vía unilateral, el camino ilegal a la independencia, en el que llevan más de dos años perseverando.

Llarena apreció este paso atrás en Forcadell y los miembros de la Mesa y disminuyó el riesgo de que reiteren en los delitos, uno de los tres riesgos que justifica el encarcelamiento preventivo. Lamela consideró vigente este riesgo en el caso de los exconsejeros, entre ellos Junqueras, así como el riesgo de fuga y de destrucción de pruebas. Ninguno de los «exconsellers», quienes se negaron a contestar a la Fiscalía, expresó una renuncia a las vías ilegales.

Ya encarcelados, los antiguos gobernantes catalanes comenzaron a recular esta misma semana. El pasado martes, los exconsejeros de ERC (Oriol Junqueras, Raül Romeva, Carles Mundó y Dolors Bassa) dieron marcha atrás, acataron el artículo 155 y se comprometieron con las vías pacíficas, democráticas y dialogadas. Lo hicieron por medio de su abogado, que presentó un recurso contra la prisión y argumentó que no existe el riesgo de reiteración delictiva, al haber sido cesados de sus cargos. Un intento de alcanzar la vía Forcadell.

Cálculo político

La necesidad de no defraudar a su electorado y, a la vez, lograr el fin pretendido –la libertad– llevó al letrado a un equilibrio dialéctico en el que se conjuga el acatamiento constitucional con guiños independentistas. Ejemplo de ellos son afirmaciones como que «pese a ostentar legítima y democráticamente la condición de miembros del Gobierno de Cataluña, acudieron a la citación del Juzgado Central de Instrucción número 3» (la juez Carmen Lamela).

Todos los investigados, citados a las 9.30 horas, serán trasladados desde sus respectivas cárceles (Estremera, Soto del Real y Alcalá) hasta los calabozos de la Audiencia Nacional. Desde allí serán llevados en coche al Supremo, de dos en dos, a medida que sean llamados por el juez. La Fiscalía y las defensas estarán presentas en la vista de la que dependerá la revisión de la medida cautelar.

Además de los exconsejeros también comparecen Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, los agitadores del independentismo en las calles, los presidentes de la ANC y Òmnium Cultural, respectivamente. Imputados por sedición por el acoso a la Guardia Civil del pasado 20 de septiembre, fueron encarcelados también por la juez Lamela.