España

Estupor en el PSOE tras afirmar Sánchez que no dimitirá si pierde la votación del Comité Federal

Antonio Hernando evita respaldarle y Barreda dice que «no es democrático»

La reunión ordinaria que ha tenido hoy el Grupo Socialista en el Congreso ha sido muy movida por la convulsión que vive un PSOE atrapado entre dos fuegos: el de su secretario general, Pedro Sánchez, que quiere convocar un congreso ahora; y los críticos, que van a impedírselo, si pueden, en la votación de este sábado en el Comité Federal.

Pero una afirmación de Sánchez esta mañana en la cadena SER ha desatado la indignación en los contrarios y las dudas incluso entre cargos que están con el secretario general. El líder ha asegurado que «por supuesto» no dimitirá el sábado si pierde.

En general, hay estupor por unas declaraciones que lindan con lo permisible democráticamente. «Yo no lo hubiera dicho», ha reconocido un importante exdirigente en los pasillos del Congreso; e incluso el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, ha evitado expresamente respaldar a Pedro Sánchez. Ante las preguntas de la prensa a la entrada de la Junta de Portavoces, el político socialista no ha querido valorar en qué posición quedaría el secretario general si el sábado pierde la votación para la convocatoria de un congreso, solventado el interrogante con un escueto: «Me remito a las palabras del secretario general». La misma respuesta ha ofrecido cuando ha sido preguntado sobre si Sánchez debería dimitir si no logra la aprobación del congreso para acto seguido no admitir más preguntas, y atravesar con dificultad la nube de periodistas y flashes.

Previamente, descartó la ruptura del Grupo Socialista en dos: «El grupo ha funcionado siempre de forma unida. Somos los representantes de todos los ciudadanos y de millones de electores en el Congreso de los Diputados. Y estoy absolutamente convencido de que va a seguir funcionando con eficacia y representando lealmente los intereses de los ciudadanos, haciendo nuestra labor de control al Gobierno y estoy convencido de que va a seguir haciándolo así».

Luego, a la entrada de la reunión del Grupo Socialista, donde varios diputados críticos piensan tomar la palabra a puerta cerrada para denunciar lo que está sucediendo, el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda señaló: «En mi cultura no cabe que un secretario de un partido que perdiera una votación en el Comité Federal pretenda seguir siendo secretario general, creo que no hay posibilidad, que no es aceptable y no es democrático».

Madina: «Esto no se resuelve en 20 días»

Por su parte, el diputado Eduardo Madina, ha defensdido este martes que el PSOE necesita «desde hace tiempo» un congreso federal, pero ha recalcado que «eso no se resuelve en 20 días» y, por eso, se opondrá el próximo sábado en el Comité Federal al calendario propuesto por Sánchez.

«Hace falta más plazo» para celebrar ese congreso, que, además, tiene que hacerse bajo la «premisa» de que«primero son los intereses del país, después son los intereses del PSOEy, después, los particulares de algunos miembros del PSOE».

Estas manifestaciones se unen a las provenientes de la federación andaluza, por parte de los secretarios generales provinciales, pidiendo la dimisión del líder tras lo ocurrido el domingo.

En general, la sensación que existe en el principal partido de la oposición es que, si el sábado en el Comité Federal ganan los críticos y tumban la propuesta de Sánchez de primarias el 23 de octubre, éste se tendrá que ir, diga lo que diga ahora, y se formará una gestora que organizará el 39 Congreso cuando se resuelva primero la formación de gobierno.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios