España

El Rey esperará a que la situación se aclare para convocar la última ronda de consultas

El PSOE fijará su posición en su Comité Federal, que se celebrará el sábado 15 o el 22

El Rey esperará a que la situación se aclare para convocar la última ronda de consultas

El Rey esperará a que la inédita situación política se aclare para convocar una nueva ronda de consultas, la segunda y última de esta legislatura. No obstante, deberá hacerlo con tiempo suficiente para que, en el caso de que algún candidato reúna los apoyos necesarios, se pueda someter a las dos votaciones de investidura antes del 31 de octubre. Ese día termina el plazo establecido por la Constitución para disolver las Cortes y convocar nuevas elecciones.

En la anterior legislatura, que duró 111 días, Don Felipe esperó hasta el último momento para agotar cualquier posibilidad de acuerdo, y celebró la última ronda de consultas, en la que constató que ningún candidato reunía suficientes apoyos, una semana antes de que concluyera el plazo.

En esta ocasión, los plazos del Rey están condicionados por la crisis del PSOE, ya que, antes de llamar a consultas al segundo partido más votado, Don Felipe deberá esperar a que la formación fije su posición tras la salida de Pedro Sánchez. El PSOE tomará una decisión en la reunión del Comité Federal, que todavía no se ha convocado, aunque se manejan dos fechas para su celebración: el 15 o el 22 de octubre.

En el caso hipotético de que el PSOE fijara su posición el sábado 15 y esta facilitara la formación de un Gobierno de manera inmediata, lo razonable sería que el Rey convocara una ronda de consultas la semana del 17, con el fin de constatar que hay acuerdos suficientes para proponer un candidato a presidente, y dotar lo antes posible de gobierno a España después de diez meses sin Ejecutivo.

Sin embargo, la decisión del PSOE podría depender de posteriores negociaciones con el PP, que requerirían más tiempo, o incluso demorarse hasta el sábado 22. En ese caso, Don Felipe tendría que esperar hasta el último momento y convocar la ronda de consultas los días 24 y 25 de octubre, una semana antes de que termine el plazo. En principio, el interlocutor socialista del Rey sería Javier Fernández, presidente de la gestora.

Con tiempo suficiente

De esta forma, daría tiempo para que el candidato a presidente del Gobierno se sometiera in extremis a las dos votaciones de investidura los días 27 y 29, o 29 y 31.

Además, Don Felipe tiene dos importantes citas programadas en su agenda en la segunda quincena de octubre. La primera es la entrega de los Premios Princesa de Asturias, que requerirán su presencia en Oviedo entre el 20 y el 22. Hay que tener en cuenta que cientos de personas, muchas extranjeras, se desplazarán en esos días hasta el Principado para acudir a la ceremonia con el Rey. También el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene compromisos esos días, ya que el 20 y 21 se celebra en Bruselas el Consejo Europeo. La segunda cita es la Cumbre Iberoamericana, que tendrá lugar los días 28 y 29 de octubre en Cartagena de Indias (Colombia).

El viaje de Rajoy, en el aire

A este encuentro de jefes de Estado, también está previsto que asista Rajoy, aunque el presidente del Gobierno suspendería el viaje a Colombia si estas fechas coincidieran con la votación de su investidura en el Congreso de los Diputados. No obstante, Don Felipe mantendrá su asistencia a la Cumbre Iberoamericana y, en el caso de que un candidato obtuviera la confianza del Congreso justo en esos días, deberá sancionar su nombramiento como presidente del Gobierno, lo que podría hacer a su regreso de Colombia, el domingo, para que se publicara en el Boletín Oficial del Estado del día siguiente, o en la Embajada de España en Bogotá.

Lo que está claro es que, si se agotan los plazos, el Rey tendrá que firmar un decreto a su regreso de Colombia, ya sea con el nombramiento del nuevo presidente del Gobierno o con la disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones.

Toda la actualidad en portada
publicidad