GOLPE A LAS MAFIAS DEL ESTE

España ordena detener a un oligarca ucraniano próximo a un jefe de campaña de Trump

Dmitri Firtash, que ya fue detenido en Austria en 2014, blanqueó 10 millones en nuestro país. El hombre de confianza del presidente electo estadounidense tuvo que dimitir por esa relación, de índole comercial

Firtash (a la derecha) con el expresidente ucraniano Yanukovich en una imagen de 2012
Firtash (a la derecha) con el expresidente ucraniano Yanukovich en una imagen de 2012 - REUTERS

El titular del Juzgado de Instrucción número 21 de Barcelona, Ignacio García Porrero, ha emitido a instancias de la Fiscalía Anticorrupción y contra el Crimen Organizado una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) contra Dmitri Firtash, un oligarca ucraniano acusado de tener estrechas relaciones con el crimen organizado y de haber blanqueado diez millones de euros en España procedentes de presuntas actividades criminales.

Firtash, un multimillonario con un enorme poder en su país, mantuvo relaciones comerciales hace años con Paul Manafort, el primer jefe de campaña del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. Esa vinculación, además de los contactos con multimillonarios próximos a la mafia rusa y al presidente Vladimir Putin, obligaron a dimitir al hombre de confianza de Trump en agosto.

Dmitri Firtash ya fue detenido en marzo de 2014 en Austria como consecuencia de una investigación del FBI, que le acusaba de actividades de corrupción en la India. Las autoridades judiciales austriacas le dejaron en libertad bajo fianza de 125 millones de euros, la máxima que han impuesto jamás y que pagó al día siguiente. Eso sí, en abril del año pasado denegaron a Estados Unidos la extradición de este individuo al entender que las pruebas no eran suficientes. La Fiscalía y la BKA de ese país colaboran estrechamente con sus homólogos españoles en esta nueva investigación.

Un bufete con antecedentes

Ayer, los agentes encargados del caso -Sección de Europa del Este de la UDEV Central y Mossos d’Esquadra- realizaron cinco detenciones, tres de ellas en Marbella (Málaga) y las otras dos Barcelona. El objetivo era desmantelar la trama de blanqueo utilizada por la organización liderada por Firtash.

En la localidad costasoleña fueron arrestados los abogados Antonio de Fortuny y Maynes y su hijo Alejandro Manuel de Fortuny Gamache, que dirigen el bufete Abogados Asociados de Fortuny SLP. Según la investigación, ambos habrían diseñado una compleja serie de operaciones bancarias, mercantiles y societarias cuyo único objetivo lógico sería blanquear el dinero de sus clientes.

Hay que precisar que estos dos letrados -el padre ya fue detenido en 2009 por blanqueo en el marco de la operación Troika contra la mafia rusa- no tenían como cliente directo al oligarca ruso, sino que trataban con una persona muy próxima a él: Hares Youssef, quien al parecer canalizaba hacia el bufete los fondos que le hacía llegar Firtash. La mano derecha de éste, y por tanto su lugarteniente en Marbella, era su hijo Maskym Youssef.

Salida precipitada

Ambos salieron precipitadamente de España por su presunta implicación en varios delitos fiscales, lo que no les impidió seguir con sus actividades, ya que Hares Youssef utilizaba como intermediario de sus inversiones en España a una persona de su máxima confianza, Misbah Aldroubi.

Asimismo, los agentes encargados del caso detuvieron a la también abogada Susana Sola Iglesias, cuya actividad principal en la organización era la de asesorar y participar en algunas de las operaciones consideradas como sospechosas. Además tenía la representación de algunas de las personas y sociedades investigadas y no informó, como era su obligacion legal, de determinados movimientos financieros sospechosos de enmascarar lavado de dinero. Finalmente en Barcelona fueron detenidos un empleado de una entidad bancaria y un asesor fiscal también por haber participado supuestamente en las operaciones de blanqueo de dinero.

La operación de ayer es las segunda fase de Variola, realizada el pasado julio, en la que fueron detenidos doce individuos, entre ellos Stepan Chernovetsky, hijo de un ex alcalde de Kiev, empresario multimillonario y como Firtash con excelentes relaciones con determinadas áreas del poder político ucraniano. En la misma se intervinieron coches, dinero y joyas.

Conexión con Chernovetsky

El primer punto de conexión es que ambos utilizaban a personas comunes para blanquear en nuestro país, entre ellas Susana Sola. Esta mujer, ante las dificultades que tenía Chernovetsky para traer dinero desde determinados países extranjeros hasta cuentas bancarias en España creo un entramado que sirvió para introducir cantidades millonarias en España. Asimismo, los dos principales implicados también trabajaban con Misbah Aldroubi, nacionalizado español.

La operación es una de las más importantes que se han realizado en España contra las mafias procedentes de la antigua Unión Soviética.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios