España

Las elecciones vascas, el doble de caras que las gallegas: entre las dos, 20 millones de euros de gasto

Las mayores subvenciones a los partidos disparan el coste en el País Vasco

Dibujo de una urna con la bandera del País Vasco como papeleta
Dibujo de una urna con la bandera del País Vasco como papeleta - EFE
ROBERTO PÉREZ - @abcespana Madrid - Actualizado: Guardado en:

Laselecciones autonómicas de este domingo en el País Vasco y Galicia dejarán un coste de unos 20 millones de euros. Es a lo que ascenderá la factura total por subvenciones electorales y por el dispositivo oficial que rodea a estas dos citas con las urnas.

Las dos son elecciones autonómicas, las dos eligen idéntico número de escaños para sus respectivos Parlamentos (75), pero las vascas son el doble de caras que las gallegas. Fundamentalmente, porque en el País Vasco las subvenciones electorales que se dan a los partidos políticos que obtienen escaño son muy superiores a las que se abonan en Galicia.

El resultado de conjunto es que estas dos elecciones autonómicas gallegas conllevan un coste de unos tres euros por cada ciudadano con derecho a voto. En el País Vasco, sin embargo, supera los seis euros.

Subvenciones por escaño

En el País Vasco, cada partido que obtiene representación parlamentaria percibe una subvención directa de 26.761,89 euros por cada escaño obtenido. En el caso de Galicia, esa subvención por escaño es de 20.763,77 euros para estos comicios. Es decir, un 22,4% menos que en el caso vasco.

El precio de cada voto

A los partidos políticos que logran escaño también se les paga una subvención por cada voto que obtienen. En el caso de Galicia, el importe es de 77 céntimos de euro por cada voto; en el País Vasco, sin embargo, asciende a 90 céntimos; un 17% más.

Propaganda subvencionada

Por el envío de propaganda electoral también se abonan subvenciones a los partidos políticos -siempre que logren escaño-. El importe de esta subvención en Galicia es de 0,22 euros por elector; en el País Vasco, un céntimos más: 0,23 euros.

Prima extra en el País Vasco

Además de estas tres líneas de subvención electoral –por escaño, por voto y por envío de propaganda— en el País Vasco los partidos que concurren a los comicios autonómicos disfrutan de una más, que no existe en Galicia. Se trata de una subvención añadida de 44.603,13 euros por cada una de las tres circunscripciones (Guipúzca, Vizcaya y Álava) en la que haya obtenido escaño.

Maquinaria electoral

A las subvenciones electorales hay que sumar el gasto que conlleva poner en marcha la maquinaria administrativa oficial de los comicios: seguridad, sistemas tecnológicos para la ocasión, publicidad institucional, gastos de personal que presta servicio oficial durante la jornada electoral… Para todo este aparato, la Xunta ha reservado una partida presupuestaria de 6,49 millones de euros. La del País Vasco es muy similar, 6 millones de euros.

Gasto total

Sumando todos los costes, el gasto global estimado por el Gobierno vasco para esta cita con las urnas asciende a 10,9 millones de euros. Así consta en sus presupuestos oficiales, en los que tiene consignados 4,9 millones para subvenciones electorales a partidos políticos y otros 6 millones para sufragar el dispositivo administrativo que rodea a la organización y celebración de los comicios del domingo.

Por su parte, la partida consignado con el mismo fin por la Xunta para estas elecciones gallegas ascendía inicialmente a 8 millones de euros, aunque la cifra final es probable que se eleve y podría acabar rondando los 9 millones de euros.

La «factura» definitiva se conocerá, al detalle, cuando se haya hecho el escrutinio y se sepa finalmente cómo ha ido el reparto de votos y de escaños entre los partidos que acaben obteniendo representación parlamentaria. De ello depende el cálculo exacto de las subvenciones electorales.

El País Vasco cuenta con un censo electoral de 1,7 millones de personas, lo que supone que el coste estimado de estos comicios autonómicos rondará los 6,35 euros por cada ciudadano con derecho a voto. En Galicia, los llamados a las urnas son muchos más: su censo electoral es de 2,7 millones de personas, lo que arroja un coste estimado para estas elecciones de poco más de tres euros por cabeza.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios