Echenique, esta mañana antes de la rueda de prensa
Echenique, esta mañana antes de la rueda de prensa - EFE

Echenique, sobre la exigencia de Errejón: «Es retener la soberanía de los inscritos»

El exnúmero dos de Iglesias reclama poder de decisión ante la Junta Electoral para alcanzar la plena autonomía de su candidatura

MadridActualizado:

La dirección de Podemos en la Comunidad de Madrid ya tiene un reglamento para las primarias en las que se elegirán a los candidatos al parlamento autonómico, pero las negociaciones con Íñigo Errejón continúan. Aunque el domingo desde el Consejo Ciudadano Autonómico se definía el reglamento como una decisión de consenso que recogía todas las voluntades de los diferentes candidatos (Errejón y Lorena Ruiz-Huerta, representante de la corriente anticapitalista, aunque, al igual que el diputado, todavía no ha lanzado su canidatura de forma oficial), lo cierto es que el acuerdo definitivo todavía parece estar lejos en este sentido.

Faltan por cerrar algunos flecos, pero que sin duda son cruciales si atendemos a las reivindicaciones del secretario de Análisis Estratégico de Podemos. Errejón, que ya ha logrado que el reglamento recoja aspectos como la celebración de primarias simultáneas para escoger al candidato a la Presidencia de la Comunidad y la lista a la Asamblea de Madrid o la autonomía para diseñar la campaña, quiere garantizarse una autonomía absoluta en todos los sentidos, también a nivel orgánico.

Por eso, el candidato reclama tener voz y capacidad de veto ante la Junta Electoral, lo que le daría capacidad de influir sobremanera en decisiones como las coaliciones electorales en la Comunidad o el nombre de la candidatura con la que presentarse. Esto supone de facto la construcción de una suerte de aparato orgánico al margen de Podemos liderado por el ex número dos de Pablo Iglesias, algo a lo que ni la dirección madrileña ni la estatal están dispuestos.

Así lo ha advertido este lunes el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, que ha afirmado que, de cumplirse esta exigencia de Errejón, se produciría una «retención de la soberanía de los inscritos». «La capacidad jurídica de los que actúan en las juntas electorales las tienen los partidos políticos, y no se puede ceder en ningún reglamento. Los que ejercen esa capacidad jurídica son los órganos que han sido elegidos por los inscritos. Retener esa capacidad es retener la soberanía de los inscritos, que mandan en Podemos, y una de las formas de mandar es elegir a estos órganos», ha recordado Echenique.

El secretario de Organización de la formación ha alabado la «generosidad» que a su juicio ha tenido la dirección madrileña de Podemos, liderada por Ramón Espinar, a la hora de elaborar el reglamento, dado que aunque en un primer momento planteó partir las primarias en dos procesos diferentes en el tiempo –primero unas para elegir al candidato a presidir la Comunidad, y luego otras para elegir a la lista–, finalmente tendrán lugar de forma simultánea. «Hay que agradecer a la dirección madrileña por su generosidad con el reglamento, que recoge tanto lo que ha pedido Errejón (primarias simultáneas y autonomía a la hora de diseñar la candidatura) como lo que ha pedido Ruiz-Huerta (listas plurales); sería bueno que hubiera una lista unitaria», ha afirmado el número tres de Podemos.

Preguntado sobre su consideración respecto a las exigencias de Errejón, Echenique no ha querido entrar a valorarlas, pero ha aprovechado la oportunidad para agradecer de nuevo a Espinar «su generosidad»: «Las exigencias son todas legítimas, pero no hay que valorar si lo que pide es o no adecuado. La clave es querer llegar a acuerdos, y eso se ve, se le nota al que quiere llegar a acuerdos, que acaba cediendo en algunos puntos, y eso se lo hemos visto a la dirección de Madrid. Pensaban plantear un proceso de primarias y al ver que ni a Errejón ni a Lorena (Ruiz-Huerta) les satisfacían algunos detalles, se han aceptado estos puntos de vista en la dirección y se han plasmado en el reglamento. Eso demuestra generosidad·, ha zanjado.