España

División en el PSOE entre los barones que piden una abstención y los que quieren que gobierne Sánchez

El secretario general de los socialistas propondrá al Comité Federal una alternativa de gobierno liderada por él mismo

Guillermo Fernández Vara, Javier Lambán y Miguel Iceta en un Comité Federal - ÓSCAR DEL POZO
S.E. Madrid - Actualizado: Guardado en:

Este jueves se ha conocido que Pedro Sánchez propondrá al Comité Federal del PSOE intentar liderar un gobierno alternativo al presidido por Mariano Rajoy. Esta opción —para la que el socialista necesitaría el apoyo o de Podemos y Ciudadanos (algo que no parece muy posible) o de la formación morada y las fuerzas nacionalistas— ha sido muy criticada por algunos miembros del partido, que apuestan por abstenerse en la investidura del candidato popular para desbloquear España, aunque, por el contrario, también hay voces socialistas que la respaldan.

Con la convocatoria del citado Comité para el 1 de octubre, los barones que abogan por la abstención del PSOE para evitar unas terceras elecciones disponen solo de una semana para tratar de que su postura se convierta en la definitiva. Entre las voces que apuestan por esta decisión, se encuentran algunos de los miembros con más peso en el partido.

Una de ellas es Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, que, pese a mantenerse un tiempo en silencio, reclamó a su partido que «no se puede gobernar con 85 diputados». Aun así, la presidenta andaluza aboga por que Rajoy se marche para ceder la candidatura a otro popular.

Revisar el «no»

Sin embargo, Díaz no manifestó públicamente su postura hasta que el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, comenzó a manifestar su posición de que se llevara a cabo un debate interno en el partido para revisar esa postura del «no» que Sánchez ha mantenido desde el principio. «España necesita ya un Gobierno; si tú no puedes hacerlo, tienes que dejar que alguien lo haga», fue uno de los argumentos con los que Vara pidió que los socialistas piensen en un cambio en su posición.

También los presidentes de Castilla La-Mancha y Asturias, Emiliano García-Page y Javier Fernández, mostraron su apoyo a esta postura que pretende desbloquear la situación de España. El primero no comparte ese «plan B» que Sánchez pretende llevar a cabo con los independentistas, mientras que el segundo no dudó en mostrar su apoyo a Fernández Vara cuando varios miembros del partido le criticaron por haber manifestado públicamente su voluntad de un debate interno.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, es también uno de los partidarios de esa abstención. Lambán considera que el PSOE no debería plantearse gobernar, y además ha experimentado en su Gobierno regional las consecuencias de un mandato apoyado por Podemos, pues la semana pasada la formación morada se quedó con la presidencia de las Cortes de Aragón, algo que el socialista llegó a tachar de «chantaje».

Una alternativa

Pero entre los socialistas también están quienes apuestan por la opción que parere preferir Pedro Sánchez. Uno de ellos es Miquel Iceta, líder del PSC, que no dudó en apoyar al secretario general de la formación para que «lo intente». También la candidata socialista a lendakari, Idoia Mendia, se ha mostrado partidaria a un gobierno presidido por su partido que descarte la opción popular.

Una de las primeras en apoyar esta idea fue la presidenta del Gobierno de Baleares, Francina Armengol, que considera que, una vez que Rajoy deje de intentarlo, sea tiempo de que Sánchez lo haga. Del mismo modo que Sara Hernández, secretaria general del PSM, que descarta completamente apoyar «ni directa ni indirectamente» un gobierno del PP. El secretario general del PSOE cuenta también con el apoyo incondicional de Pilar Cancela, presidenta de la gestora del PSdG.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios