España

Pastor lanza una oda al entendimiento y pide a los grupos «la superación de posiciones maximalistas»

Reclama capacidad para «alcanzar objetivos comunes en lugar de perdernos en la búsqueda de diferencias»

La presidenta del Congreso. Ana Pastor
La presidenta del Congreso. Ana Pastor - EFE

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha hecho una defensa del diálogo y el entendimiento como eje de la labor parlamentaria, durante su discurso en la Solemne Sesión de Apertura de la XII Legislatura, que ante la presencia de los Reyes.

Ante el conjunto de los diputados y senadores, la tercera autoridad del Estado ha reclamado la superación de «posicionamientos maximalistas, escuchando, argumentando y cediendo. Privilegiando el uso de la palabra, la negociación y el acuerdo».

Un día después de que el acuerdo institucional para el reparto de las comisiones parlamentarias saltara por los aires, Pastor ha reclamado a los grupos un legado basado en «nuestro comportamiento ejemplar, nuestra capacidad para alcanzar objetivos comunes, en lugar de perdernos en la búsqueda de diferencias, el respeto y la tolerancia». Ésta será la única fórmula posible para alcanzar el éxito en una legislatura donde la aritmética parlamentaria en el Congreso es poco menos que complicada.

Precisamente, en estos días el Gobierno ha comenzado a establecer contactos con los grupos parlamentarios para sondear los posibles apoyos a los nuevos Presupuestos del Estado, que no podrá sacar adelante en solitario.

Y siguiendo este mismo hilo, Pastor ha abogado por que Congreso y Senado sean «la sede de la palabra y el diálogo, de la expresión de los diferentes puntos ede vista, al servicio permanente del bien común». Una máxima que , ha considerado, «ha de regir en estos momentos con especial intensidad y altura de miras, en la búsqueda de acuerdos, transacción aproximación de posiciones».

En un claro mensaje al pulso secesionista lanzado desde la Generalitat catalana, ha recuperado una frase pronunciada por Don Felipe durante su discurso en la Cámara baja el día de su proclamación como Rey cuyo cumplimiento, ha dicho, «todos deseamos». «Una España en la que no se rompan nuncia los puentes del entendimiento, que es uno de los principios inspiradores de nuestro espíritu constitucional».

Precisamente, y a lo largo de sus discurso, también ha querido realizar una fuerte defensa de la Carta Magna. Aunque el Rey pidió a los líderes parlamentarios no temer a una reforma de la Ley Fundamental durante la última ronda de consultas, Pastor ha sostenido que «todo lo que construyamos debe transitar por los caminos formales y procedimentales que la propia Constitución dejó establecidos». Solo de esta manera ha considerado que se mantienen «los consensos y se refuerza el puente que tiene nuestra Ley Fundamental entre el pasado que nos creó y definió, y el presente que somos y difrutamos».

La presidenta del Congreso también ha querido considerar que «todos y cada uno de los representantes del pueblo español debemos ser conscientes de que el debate solo será fructífero si se afronta con el debido respeto, entendido como seña de nuestra actividad parlamentaria».

Unas palabras que se enmarcan en una sesión precedida por la polémica protagonizada por Podemos al anunciar que no participará en los actos protocolarios, incluyendo el saludo a los Reyes y la asistencia al desfile militar. Además, los diputados de la formación morada han llegado al Salón de Plenos poco antes del comienzo de la sesión y ha encontrado su habitual espacio ocupado por senadores del PP que habían llegado primero.

Al tratarse de una sesión Mixta Congreso y Senado, los escaños se retiran y los espacios reservados desaparecen para poder a albergar a los parlamentarios de ambas cámaras. Pero el secretario general de la formación morada, Pablo Iglesias, ha considerado que los senadores populares debían levantarse y cederle el sitio, lo que ha provocado la segunda polémica de la jornada.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios