Boya (CUP) reconoce que el propósito de la independencia era ser «efectiva», no «cosmética»

La dirigente de la CUP asegura ante el juez que la Policía «salió con sus porras a la caza de independentistas»

Es la primera imputada que niega ante el magistrado el carácter meramente simbólico o político de la DUI

MadridActualizado:

La expresidenta parlamentaria de la CUP Mireia Boya ha reconocido este miércoles en el Tribunal Supremo que la declaración unilateral de independencia no era «cosmética», sino que la intención era que fuese «efectiva». Es la primera imputada que ha negado ante el magistrado el carácter meramente simbólico o político de la DUI.

En su declaración ante el juez Llarena, Boya ha dicho que los días previos al 1 de octubre, la Policía «salió con sus porras a la caza de independentistas» y, según la acusación popular que ejerce Vox, ha pretendido hacer creer que los destrozos en los vehículos de la Guardia Civil el pasado 20 de septiembre fueron ocasionados por los periodistas que estaban informando de la concentración a las puertas de la Consejería de Economía.

Ninguna de las partes ha pedido medidas cautelares, por lo que queda en libertad aunque sigue imputada por rebelión. Boya, que solo ha contestado a las preguntas del magistrado y a las de su defensa, ha negado su participación en ningún comité estratégico (en referencia al documento Enfocats intervenido al número dos de Junqueras), aunque sí ha reconocido que participó en reuniones por mandato de los electores de la CUP.

La dirigente independentista ha señalado que se enteró de la existencia del documento Enfocats (la hoja de ruta secesionista) cuando lo leyó en un atestado de la Guardia Civil, algo que le parece raro, ha dicho, teniendo en cuenta que la CUP es una fuerza asamblearia en la que los documentos pasan por las manos de todos desde las bases.

A las puertas del Supremo tras declarar durante algo más de una hora ante el juez, la exdiputada ha apelado al diálogo para resolver un «conflicto» que «no puede resolver la justicia».

Una treintena de independentistas ha arropado a Boya a su salida del Alto Tribunal. Entre los dirigentes políticos que han acompañado este miércoles a Boya están por parte de la CUP y diputados del Parlament Maria Sirvent, Natàlia Sànchez, Vidal Aragonés, los exdiputados Gabriela Serra y Albert Botran, la concejal de Barcelona Eulàlia Reguant y el concejal de Vic Joan Coma.Desde JpCat han acudido las diputadas del Parlament Anna Geli y Aurora Madaula, mientras que, por parte de ERC ha podido verse Jenn Díaz, Rubén Wagensberg, David Rodríguez y Anna Caula y Gabriel Rufián.

Aunque estaba previsto que este miércoles comparecieran ante el juez las exportavoz de la CUP Anna Gabriel y la también exdiputada Mireia Boya, finalmente solo lo ha hecho esta última al haber retrasado el juez la cita de Gabriel a petición de su defensa.

Los otros cinco imputados declararán ya la semana que viene. El día 19 está previsto que lo hagan la coordinadora general del PDECat, Marta Pascal, y la secretaria general de ERC, Marta Rovira. Al día siguiente, el expresidente de la Generalitat Artur Mas, y la expresidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Neus Lloveras. Y el día 21 cerrará el turno de declaraciones Anna Gabriel.