Martinez-Maillo (PP) Y Villegas (Cs) durante una reunión de la Diputación Permanente el pasado verano
Martinez-Maillo (PP) Y Villegas (Cs) durante una reunión de la Diputación Permanente el pasado verano - EFE

La Diputación Permanente eximirá hoy al Gobierno de dar explicaciones urgentes por la crisis catalana

ERC y PDECat pretendían forzar la comparecencia de Santamaría y Zoido por el artículo 155 y el despliegue policial

MadridActualizado:

La Diputación Permanente volverá a demostrar hoy que el frente constitucional sigue funcionando en el Congreso de los Diputados frente al desafío de los independentistas. El máximo órgano de decisión de la Cámara Baja fuera del periodo de sesiones rechazará esta mañana las peticiones de comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por las advertencias de mantenimiento del artículo 155 y del ministro del Interior, José Ignacio Zoido, por el despliegue policial en Cataluña. ERC y el PDECAT son los impulsores de ambas iniciativas que probablemente contarán con el apoyo de Podemos pero no con el respaldo del PSOE, decisivo para que las peticiones salgan adelante.

Fuentes del grupo socialista avanzaron ayer que en ningún caso se producirá un voto a favor de estas iniciativas y que la posición final será de rechazo o abstención, siendo esta segunda opción la más probable. Como mensaje político, un voto del PSOE en contra de las comparecencias tendría mayor fuerza de cara al independentismo, ya que tanto Ciudadanos como el PP votarán en contra, pero la abstención permite al bloque constitucional frustrar el objetivo de PDECat y ERC. Los socialistas, que tras el 1-O reclamaron la reprobación de la vicepresidenta y luego se echaron atrás, consideraron ayer que no es momento de «dar alas a los independentistas» sino de mantener su apoyo al Gobierno, pese a que subrayan que «hay muchas cosas» de la actuación del Ejecutivo en la crisis catalana que «no nos han gustado». En cuanto a Zoido, y siguiendo el mismo razonamiento, consideraron «suficientes» las explicaciones que ofreció en el Senado la semana pasada por el mismo tema.

Junto a las peticiones de explicaciones a Santamaría y Zoido la Diputación Permanente debatirá forzar las comparecencias de otros siete ministros. Las que se dirigen contra los titulares de Hacienda, Cristóbal Montoro; Sanidad, Dolors Monserrat; y Energía, Álvaro Nadal, son las que tienen más posibilidades de ser aprobadas ya que han sido pedidas por varios grupos de la Cámara, incluyendo a PSOE y Podemos. La izquierda reclama a Montoro explicaciones por no haber iniciado la reforma del modelo de financiación autonómica y los Presupuestos de 2018. A Montserrat le exigen cuentas por la falta de apoyo económico al Pacto de Estado contra la Violencia de Género, y a Nadal por las indemnizaciones a las empresas implicadas en el almacenamiento de gas de Castor y la subida de la electricidad.

También es probable que se apruebe la citación de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, por el estado de las pensiones. Una iniciativa del PSOE pero que difícilmente no apoyará el resto de la oposición. Partiendo con el apoyo de un único grupo se debatirán las peticiones de comparecencia de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, por el incremento del gasto militar comprometido con la OTAN, del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, por no cesar al presidente de ADIF, Juan Bravo, pese a estar implicado en el caso Lezo y del ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, por las dificultades para votar desde el exterior en las últimas elecciones catalanas. Este mismo miércoles comparecerán en el Congreso tanto de la Serna como Zoido por el colapso de la AP-6 el temporal de nieve que cayó durante el fin de semana de Reyes, y también de Cospedal por distintos temas del ministerio.

Lo que no saldrá adelante es la petición de Podemos para la convocatoria de un Pleno extraordinario que debata la convocatoria del debate sobre el estado de la nación. Una nueva iniciativa efectista de la formación morada que choca de bruces con el PSOE. Los socialistas se abstendrán hoy recordando que el debate sobre el estado de la nación fue inventado por esta formación –Felipe González en 1983— y que, por lo tanto, apoyan su celebración pero no de una manera urgente y «prematura» sino dentro de unas semanas. Con ésta posición está de acuerdo el propio Gobierno que ha anunciado su convocatoria antes de primavera. También para esa fecha las incógnitas sobre el nuevo gobierno de la Generalitat podrían estar despejadas.