España

La dimisión de Pedro Sánchez ahonda el debate sobre la postura del PSOE frente a la formación del gobierno

La división de opiniones y balances de los líderes socialistas frente a la reunión del Comité Federal recuerdan las discrepancias en el seno de un partido que vive la peor crisis de su historia

Pedro Sánchez después de presentar su dimisión como secretario general del PSOE - DE SAN BERNARDO
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en:

Tras las protestas de los militantes convocados en la calle Ferraz, recesos y reinicios de un Comité Federal más parecido a una batalla campal y las agrias discusiones en pasillos y salas de la madrileña sede socialista, Pedro Sánchez dimitió finalmente como secretario general del PSOE con un partido sumido en una crisis interna sin precedentes. Las discrepancias sobre el orden del día, el censo o la formación de la Mesa de la Ejecutiva se sucedieron durante horas, como preámbulo a un deselance querido por el ala más crítica. Las primeras reacciones ante el cisma, ante el futuro de una formación que ahora tendrá que dirimir una gestora y convocar un nuevo Comité Federal para elegir su postura ante la formación de gobierno, no se han hecho esperar.

El primer secretario del Partido Socialista de Cataluña, Miquel Iceta, ha insistido en que lo ocurrido este sábado fue un «error» y ha remarcado que este órgano del partido continúa teniendo el mandato de «no contribuir ni con su voto ni con su abstención a un gobierno del PP». «Esta decisión ayer no se vio alterada. Estamos donde estábamos», ha declarado. También ha sostenido que anoche se hubiera debido proponer «la celebración de un congreso para dar la voz, la palabra y el voto a los militantes del partido para tomar una decisión política muy relevante». Sin embargo, «lamentablemente, la decisión fue otra y de forma inevitable comportó la dimisión de Pedro Sánchez, quien una vez más demostró su coherencia», ha afirmado.

En un tono más optimista, Patxi López, expresidente del Congreso y exsecretario de Acción Política del PSOE, ha pedido unidad en el partido y ha afirmado que, a pesar de lo ocurrido, los socialistas se volverán «a levantar una y mil veces, sostenidos en la firmeza de nuestras convicciones». Así lo ha expresado en un mensaje enviado en su cuenta de la red social Twitter, donde ha añadido una imagen que dice «Juntos. Batera», el lema empleado por la candidata socialista a lendakari en las pasadas elecciones autonómicas del País Vasco, Idoia Mendia.

Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura, ha señalado que los socialistas tienen que «recuperar un un proyecto autónomo ganador», que no dependa de un sí o un no a los demás, «sino de un sí a nosotros mismos», y ha asegurado: «Yo que el PP estaría bastante preocupado porque el PSOE aspira a ganarle». El presidente extremeño, perteneciente al sector de los críticos con Sánchez, ha asegurado que, a partir de ahora, la formación tiene que trabajar para recuperar un proyecto autónomo ganador y no puede ir a las elecciones pensando en ganarle a las encuestas o ganarle a Podemos, sino «pensando en ganarle al PP», para que los socialistas puedan volver a gobernar España.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat, secretario general de los socialistas valencianos y miembro del ala crítica con Sánchez, se ha mostrado mucho más satisfecho con el desenlace vivido este sábado en Ferraz. «Se cerró de la mejor manera posible», ha afirmado, en referencia a la dimisión del hasta entonces secretario general. Según ha indicado, «se necesitaba un big bang, un punto de inflexión», al tiempo que ha recordado que «el PP no ha hecho nada para obtener la confianza del PSOE», por lo que «no podemos conformar ni gobierno de coalición ni ayudar a su instauración en el poder». Además, ha señalado que ayer «no fue el mejor día ni de mi vida ni de la mayoría de socialistas», y ha añadido que «la democracia a veces tiene también sus recovecos, incertidumbres y sus caras más amargas». «Creo que estamos en un momento complicado, cuando el país está un poco desconcertado, el PSOE también», ha concluido.

«Partidarios del PP»

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha lamentado que la dimisión del secretario general socialista, Pedro Sánchez, haya impuesto en el PSOE a «los partidarios de dar el gobierno al PP». Así se ha pronunciado tras la dimisión de Sánchez, que ha perdido la votación del Comité Federal para la celebración de un congreso exprés. Iglesias ha escrito: «Se imponen en el PSOE los partidarios de dar el gobierno al PP. Frente al gobierno de la corrupción, nosotros seguiremos con y por la gente».

Irene Montero, portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, también ha expresado su opinión sobre la crisis que atraviesa el PSOE. Según ha señalado, en el partido ha ganado «la vieja guardia y los barones», lo que supone que «gana el PP, ganan quienes quieren mandar sin presentarse a las elecciones. Mala noticia para España».

Otros compañeros de filas como el secretario Político de Podemos, Íñigo Errejón, y la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, también han reaccionado a la dimisión de Sánchez. «Preocupación por el posible repliegue conservador y las posibilidades de que se mantenga el gobierno corrupto e ineficaz del PP», ha expresado Errejón. Mientras que Rodríguez ha opinado que el PSOE «pone la alfombra roja al PP» con «la inestimable ayuda» de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, y ha añadido: «Si hay cuatro años más de austeridad, nos tendrán enfrente».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios