España

Detenido tras degollar a su pareja ante una de sus hijas de 3 años en Arévalo

El hombre sacó a la mujer a la terraza y la estuvo golpeando, mientras la víctima gritaba al vecino de arriba para que la auxiliara

Las banderas ondean a media asta en el Ayuntamiento de Arévalo
Las banderas ondean a media asta en el Ayuntamiento de Arévalo - EFE
AGENCIAS - Actualizado: Guardado en:

La Guardia Civil ha detenido en Arévalo (Ávila) a J.F.G., de 32 años, como autor del asesinato de su pareja, B.M.B., de 33, a la que degolló con un arma blanca en torno a las 23.00 horas de anoche en presencia de su hija mayor, de 3 años, mientras la pequeña de 2 dormía.

La subdelegada del Gobierno en Ávila, María Ángeles Ortega, quien ha confirmado que se trata de un nuevo caso de violencia machista que eleva a 33 asesinatos en España y 3 en Castilla y León en lo que va de año, ha explicado que no existen denuncias previas por malos tratos, aunque sí tiene constancia de un "altercado" que no fue denunciado.

Los hechos ocurrieron sobre las 23.00 horas de anoche en un primer piso de un edificio ubicado en el número 6 de la calle del Cedro, una de las zonas de expansión de Arévalo.

Según han explicado a Efe varios vecinos, la pareja, que estaba en trámites de separación, había comenzado a discutir en plena calle.

La mujer estaba más alterada mientras su asesino, que se dedicaba al reparto de pescado y que trabaja con los padres de su víctima, se encontraba «tranquilo» y, según los vecinos, le decía que subieran al piso.

«Ella no quería subir, pero no le di importancia», ha explicado una vecina, que poco después fue advertida por su marido de la discusión que se estaba produciendo ya dentro del piso mientras ella acostaba a sus hijos.

El hombre sacó a la mujer a la terraza y la estuvo golpeando, mientras la víctima gritaba al vecino de arriba para que la auxiliara.

Este hombre bajó desde su casa al primer piso junto a otro vecino para tratar de ayudar, pero nadie abrió la puerta, ni siquiera cuando los agentes de la Policía Local acudieron al lugar.

Sin embargo, poco después y con la Guardia Civil también en el lugar, el hombre abrió la puerta y pudieron entrar en el domicilio encontrando a la mujer fallecida y a la hija mayor de ambos en el lugar de los hechos tras haber presencia la escena y pedir durante la agresión que su padre abriera la puerta.

Los agentes de la Guardia Civil detuvieron a J.F.G. sin que opusiera resistencia y, según los vecinos, «se metió las manos por detrás para que se lo llevaran y se fue tan campante, como si no hubiese sucedido nada».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios