Operación policial en Melilla para la desarticulación de la célula yihadista - POLICÍA NACIONAL

El líder de la célula yihadista de Melilla estaba afiliado al PP y trabajaba como educador en un centro de menores

Los agentes, que también han detenido a otros cinco marroquíes, detectaron reuniones nocturnas y sesiones de entrenamiento en las que simulaban asesinatos mediante decapitación. El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha confirmado que tenían «una alta potencialidad para atentar»

MADRIDActualizado:

La Policía Nacional y la Dirección General de Vigilancia del Territorio del Reino de Marruecos han desarticulado hoy una célula yihadista cuyo líder, un español de 39 años residente en Melilla, aprovechaba su puesto de trabajo como auxiliar educativo en un centro de reeducación de menores para captar y radicalizar a jóvenes en especial situación de vulnerabilidad.

Según fuentes de la investigación, durante este periodo, pudo conformar la célula terrorista, ahora desarticulada, que estaba compuesta por otros cinco marroquíes, uno de ellos con residencia legal en España, y se encontraba en un peligroso nivel de activación. Uno de los integrantes de la célula ha sido detenido en Melilla y los otros cinco en Marruecos, entre ellos su líder, que se encontraba ocasionalmente en dicho país.

La investigación constató que el grupo mantenía «reuniones nocturnas de ámbito restringido, donde estarían planificando ataques terroristas de gran envergadura», según señala la Policía Nacional en un comunicado.

Los agentes detectaron sesiones de entrenamiento físico en las que los arrestados llegaron, incluso, a simular asesinatos mediante decapitación, lo que desencadenó la rápida acción policial.

«Peligrosa amenaza»

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, asegura que «nos encontramos ante una operación que ha permitido desarticular una célula yihadista con una alta potencialidad para atentar».

El titular de Interior destaca que la «labor de prevención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es fundamental» para que no se vuelvan a cometer atentados como los del pasado 17 de agosto en Cataluña. Por este motivo, agradeció a los agentes su «intenso, continuado y eficaz trabajo en materia de lucha antiterrorista».

Asimismo, Zoido subrayó que la operación «pone de manifiesto la excelente colaboración existente con Marruecos que, una vez más, ha posibilitado la neutralización de una peligrosa amenaza que afectaba a ambos países».

Igualmente, el ministro destacó «la importancia de la colaboración ciudadana a través de la iniciativa Stop Radicalismos», que pone a disposición de los ciudadanos una serie de canales para comunicar, de forma confidencial y segura, posibles de casos de radicalización en su entorno.

El líder de célula fue afiliado del PP

El líder de la célula yihadista desmantelada, de nacionalidad española, origen marroquí y residente en Melilla, fue afiliado del Partido Popular de Melilla hasta hace tres años, cuando dejó de pagar las cuotas y perdió sus derechos políticos como militante.

El presidente de la formación política y del Gobierno de Melilla, Juan José Imbroda, ha confirmado que este individuo era desde entonces simpatizante del PP regional y no había sido expulsado, pero ha avanzado que ya lo ha sido tras lo ocurrido hoy.

Esta suspensión será ratificada en una reunión del Comité Ejecutivo del PP esta semana o la próxima, momento en el que ya «estará en la calle» de manera oficial, si bien Imbroda ha insistido en que este individuo «no estaba ya» en el partido porque no tenían «la más mínima noticia» de él.

Según Imbroda, esta persona, de nombre Hafid, representa el «clásico caso de radicalización de un fundamentalismo religioso absurdo, rompedor, que quiebra cualquier principio humano, y en el que están instalados muchos pájaros como éste, con perdón de los pájaros».

Auxiliar del Centro de Reforma de menores

Por otra parte, Imbroda ha confirmado que este individuo estaba trabajando en el Centro de Reforma de menores infractores, donde existe un régimen cerrado o semicerrado para menores de 18 años que cometen delitos.

«Era un auxiliar más de los que había allí», ha señalado el presidente de la Ciudad Autónoma, administración de la que depende este centro, cuyo funcionamiento está en manos de una empresa privada, en la que estaba contratado el líder de la célula yihadista.

Hafid, realizaba labores de captación y adoctrinamiento aprovechando su puesto de trabajo como auxiliar educativo en el centro de reeducación de menores para llevar a cabo labores de captación y radicalización entre estos jóvenes en una especial situación de vulnerabilidad.

Según ha informado Imbroda, en este centro «llevan prácticamente un año que no lo ven por allí» porque estaba concatenando bajas laborales sucesivas, y cuando fue dado de alta hace un par de semanas, cogió vacaciones.

Juan José Imbroda ha afirmado que «ya se había vislumbrado la fase de radicalización de este hombre», pero no ha dado más detalles alegando que hay cosas que no debía contar.

Ha avanzado que será cesado de manera «inmediata y fulminante» de este puesto de trabajo, para lo que el consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, ya se ha puesto en contacto con la empresa adjudicataria del funcionamiento del Centro de Reforma.

La operación, que continúa abierta, se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción nº5 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

En Melilla se han llevado a cabo 14 operaciones antiterrroristas con un total de 26 detenidos desde el año 2012, según los últimos datos actualizados del Ministerio del Interior a fecha 1 de septiembre, que no incluyen la actuación que se está desarrollando en estos momentos. De esas 14 operaciones, cuatro se han llevado a cabo este año, con cinco detenidos.

Desde el 26 de junio de 2015, fecha en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 199 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 244 desde principios de 2015.