España

Detenida por simular el secuestro de su hija y acusar a su hermano para vengarse de él

La mujer ya había denunciado un rapto ficticio de otro de sus hijos por parte de su expareja en 2005

EFE Ceuta - Actualizado: Guardado en:

Una mujer ha sido detenida en Ceuta por haber simulado el secuestro de su hija menor de edad por parte de su hermano a cambio de 15.000 euros, y ha reconocido la falsedad de la situación alegando que había sido para vengarse de él.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, los hechos ocurrieron en la tarde noche del pasado 29 de agosto cuando una ciudadana marroquí con permiso de residencia en España, identificada como A.B., acompañada por dos de sus hijos, denunció el secuestro de una de sus hijas, O.E.A., de 15 años y con minusvalía psíquica.

El secuestro, según la denunciante, se había llevado a efecto en Ceuta, por parte de uno de sus hermanos y su esposa, pidiendo a cambio de la menor la cantidad de 15.000 euros en efectivo o la entrega de un vehículo de su propiedad.

La Policía Nacional abrió una investigación en el entorno del hermano de la denunciante, y citó a la mujer en dependencias policiales aunque no acudió al alegar que se encontraba fuera de la ciudad por asuntos familiares.

Secuestro ficticio anterior

Fruto de las primeras investigaciones se pudo comprobar que la denunciante en el 2005 había presentado otra denuncia por el secuestro de uno de sus hijos menores, por parte de su expareja, en la localidad de Gandía (Valencia), donde reside actualmente, exigiéndole el pago de 12.000 euros por la menor, aunque resultó una denuncia falsa.

El 31 de agosto fueron detenidos el hermano de la denunciante y su esposa (K.B y R.E.M), quienes se presentaron voluntariamente en la Comisaría al haber tenido noticias de que eran buscados por la Policía como presuntos autores del secuestro.

Sobre las 13:00 horas se persona en las dependencias policiales la denunciante acompañada de sus dos hijos, donde defendió la veracidad del secuestro, así como las exigencias económicas para la devolución de la menor.

A las siete de la tarde del mismo día y ante las evidencias que demostraban que tal secuestro no se había producido, la mujer admitió la falsedad de los hechos denunciados, alegando que había sido para vengarse de su hermano y que lo metieran en la cárcel, al parecer por una deuda que no le había devuelto. La niña había estado todos los días con ella en Tánger (Marruecos).

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios