España

Cuatro de los acusados de la violación de Sanfermines pudieron participar en otra en Pozoblanco (Córdoba)

Habrían compartido el vídeo de los hechos a través de un chat

Miles de personas se manifestaron en Pamplona en contra de la agresión
Miles de personas se manifestaron en Pamplona en contra de la agresión - EFE

El juez que investiga la violación en grupo sucedida en los pasados Sanfermines ha imputado a cuatro de los acusados de otra violación sucedida en la localidad cordobesa de Pozoblanco el pasado mes de mayo.

Según el auto judicial, los investigados grabaron los abusos con un móvil, igual que hicieron en Sanfermines, y compartieron uno de los dos vídeos en un chat llamado «manada», el mismo nombre que utilizaban en el grupo de WhatsApp. Además, se da la circunstancia de que en la violación de mayo «existen serios indicios de que podrían haberse utilizado sustancias específicamente destinadas para provocar la inconsciencia de la víctima».

Según relata el juez, uno de los acusados ofreció a una joven de 21 años acompañarla a casa con su coche. Una vez ahí, la joven «cayó en un estado de profunda inconsciencia», por lo que el primer acusado junto con otros tres procedieron a realizarle tocamientos «riéndose entre ellos de la víctima».

Una vez despierta, la requirieron para realizarles una felación, a lo que la víctima se negó, por lo que fue agredida y echada del vehículo.

El vídeo de los hechos se compartió en un chat en el que denominaban a la joven como «la bella durmiente» y posteriormente lo difundieron en otro chat, llamado «peligro» en el que también participaba el quinto acusado de la violación en grupo de Sanfermines.

El juez destaca en su auto «el clarísimo contenido de los archivos de vídeo». Esto sumado al relato que hizo la víctima en su denuncia, las fotografías que realizó de las lesiones sufridas, la comunicación del incidente a terceros y los datos obrantes en el atestado presentado por la Brigada de Delitos contra las Personas de la Policía Foral de Navarra, han llevado al juez a imputar a los cuatro acusados. Además, a uno de ellos, A.J.C.E. le acusa también de un presunto delito de lesiones.

El juez de Pamplona ha acordado remitir la investigación a los Juzgados de Pozoblanco por ser los competentes territorialmente para su instrucción.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios