Cuando Forcadell decía que no daría «ni un paso atrás»

La presidenta del Parlament en funciones pidió hace tres semanas al pueblo catalán «firmeza» ante una aplicación del artículo 155 que ahora ella acata

Actualizado:

«Ni un paso atrás». La presidenta del Parlament en funciones, Carme Forcadell, aseguró hace tres semanas en una declaración institucional que ni ella ni los miembros de la Mesa de la cámara catalana iban a retroceder en sus posiciones ante la amenaza de la aplicación del artículo 155. En esta intervención, que se produjo el pasado 21 de octubre sólo unos días antes de la declaración unilateral de independencia, Forcadell pidió incluso a los catalanes «firmeza» y «esperanza» ante la «amenaza» del Gobierno. «No daremos ni un paso atrás porque la ciudadanía nos ha elegido y nos comprometemos a defender las instituciones catalanas», aseguró con tono severo.

Una postura que difiere mucho de la que este jueves ha mostrado la presidenta del Parlament ante el juez en el Tribunal Supremo, donde ha llegado a acatar la aplicación del artículo 155, que antes era para ella «un golpe de Estado de facto», y donde ha asegurado que la declaración de independencia fue un «gesto simbólico».

La misma estrategia para intentar eludir la cárcel han asumido Lluís Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet (JxSí) y Joan Josep Nuet (SíQueEspot), los miembros de la Mesa de la Cámara que el 21 de octubre arroparon a Forcadell en su polémica declaración institucional.

Forcadell aseveró por entonces que las medidas acordadas por el Consejo de Ministros execedían los límites de la Constitución, lo que a su juicio constituía una enorme paradoja: que «aquellos que se llenan la boca» con la Carta Magna «caen en la más flagrante de las ilegalidades». «Rajoy no es consciente de que atacando al Parlament ataca a la gente», manifestó en su retahíla contra la aplicación del artículo 155 que ahora no le ha quedado más opción que acatar.