España

El contrato saudí de Navantia prevé la construcción de una base naval

El Rey retomará el próximo fin de semana el viaje a Riad que hubo que aplazar

Imagen del astillero ferrolano de Navantia
Imagen del astillero ferrolano de Navantia - Miguel Muñiz

El Rey retomará el próximo fin de semana –del 12 al 14– el viaje oficial a Arabia Saudí que hubo que aplazar el pasado febrero como consecuencia de la situación política que se vivía en España en esos momentos. La presencia de Don Felipe en Riad ayudará a estrechar las ya magníficas relaciones con la Familia Real saudí, pero el viaje también tiene un alto contenido económico y empresarial. De hecho, se espera que impulse importantes contratos, como el que negocia el astillero público Navantia con Arabia Saudí.

Esta operación, que supondría el encargo de cinco corbetas por parte de la Real Armada Saudí, también prevé la construcción de una base naval para albergar a dichas unidades navales, según informan a ABC fuentes conocedoras del proyecto. Este contrato sería el mayor en el exterior de la historia de Navantia, de la misma forma que la construcción del AVE de La Meca a Medina, con una inversión de 6.700 millones, supuso la mayor operación jamás alcanzada por un consorcio español.

El lugar donde se construiría la base naval permanece en el más estricto secreto. Además, la obra de la instalación militar no tiene por qué ser desarrollada por empresas constructoras españolas, aunque Navantia será la adjudicataria del mismo. Las cinco corbetas tipo Avante 2200 (similares a los cuatro patrulleros oceánicos que Venezuela encargó a Navantia entre 2006 y 2012) se construirían en el astillero de San Fernando (Cádiz) pero con importante participación de las instalaciones de Ferrol (La Coruña) que construiría bastantes bloques de los buques.

Con este viaje, el primero que realizará el Rey tras la formación de Gobierno, Don Felipe retomará su actividad exterior a pleno ritmo, después de diez meses en los que la política interior obligó a suspender la mayoría de los desplazamientos. Además del viaje a Arabia Saudí, se cancelaron visitas de Estado a Reino Unido, Japón y Corea del Sur. Los ministros de Exteriores, Alfonso Dastis, y Fomento, Íñigo de la Serna, acompañaran al Rey.

La Reina no le acompañará

Aunque el pasado enero sí estaba previsto que la Reina viajara con el Rey, en esta ocasión Doña Letizia no acompañará a Don Felipe a Arabia Saudí, el país que más restringe la vida de la mujer. En el anterior reinado, Doña Sofía acompañó algunas veces a Don Juan Carlos e incluso aprovechó estos desplazamientos para aportar un soplo de libertad y frescura vistiendo unos trajes occidentales y de colores llamativos en un país en el que todas las mujeres están obligadas a vestir la abaya, una túnica negra que cubre de la cabeza a los pies.

La última vez que Don Felipe viajó a Arabia Saudí fue en enero de 2015, cuando acudió al funeral del Rey Abdalá. Además, el Monarca español mantiene una relación estrecha con el nuevo Rey saudí, Salman, a quien conoce desde hace muchos años.

Tanto el PSOE como Podemos –que mantiene unas excelentes relaciones con Irán– se mostraron contrarios el pasado enero a que los Reyes viajaran a Arabia Saudí. El PSOE argumentó en contra que el Gobierno estaba en funciones. Además, en aquellas fechas Riad ejecutó a 47 personas acusadas de terrorismo. En esta ocasión, el PSOE de Cádiz se ha congratulado de la visita ante la oportunidad de crear puestos de trabajo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios