España

El Congreso pide al Gobierno la derogación de la prisión permanente revisable

La iniciativa ha salido adelante con el apoyo de toda la izquierda de la Cámara

Hemiciclo del Congreso de los Diputados
Hemiciclo del Congreso de los Diputados - EFE

El Congreso de los Diputados ha aprobado esta tarde una Proposición No de Ley presentada por el PNV para instar al Gobierno a la derogación de la prisión permanente revisable del Código Penal. En el mes de abril el parlamento ya se pronunció en este sentido, pero quedó sin efecto al no desarrollarse de manera efectiva la Legislatura.

Esta figura ya está recurrida ante el Tribunal Constitucional. Además de la PNL presentada por el PNV en el pleno, también se debatió por la mañana en la Comisisón de Justicia a propuesta del PSOE. La iniciativa ha salido adelante con el apoyo de toda la izquierda de la Cámara, los nacionalistas catalanes y vascos y con la abstención de Ciudadanos. Los de Albert Rivera no votan a favor por dos cuestiones: en primer término porque no están de acuerdo con la fórmula parlamentaria propuesta, ya que entienden que instar a actuar a un Gobierno en funciones no tiene sentido. Y en segundo lugar porque no se aceptó su enmienda para constituir un grupo de expertos y afrontar la reforma de forma más sosegada. La propuesta ha salido adelante por 176 votos a favor, 135 en contra y 31 abstenciones.

La iniciativa ha sido defendida por el diputado Mikel Legarda Uriarte, que cree que ha defendido que la reforma que impulsó el PP «rompe el consenso constitucional» porque «se aleja de la finalidad reinsertadora» que establece la Constitución. Para Legarda esta figura no es más que un ejemplo de «populismo punitivo» que «no responde al juicio de proporcionalidad que demanda el TC».

Ciudadanos se ha mostrado de acuerdo con los principios esenciales de la PNL, que ha defendido Patricia Reyes, asegurando que la prisión permanente revisable es contrarios a los «principios y fines de nuestro derecho penal, que se basan en la resocialización en lo posible del delincuente». Pero Ciudadanos no apoyó la PNL porque «no es la fórmula más adecuada. Queremos que se aborde de una manera sosegada».

Tanto los nacionalistas catalanes como Unidos Podemos han descalificado la modificación planteada en su día por el PP, calificándola de «degradante e inhumana», según ERC, o valorado simplemente como «un atajo» por los de Pablo Iglesias. El PSOE se ha sumado a todos estos argumentos.

Por contra, desde el PP se ha criticado primera que se pida a un gobierno en funciones «algo que no está en su mano hacer», y que la norma que aprobaron en la X Legislatura sí incluye «la previsión legal de la revisión y los privilegios penitenciarios» de una figura que no es más que «una respuesta penal proporcional a la gravedad».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios