La ley de 2012 del PP permite la elección de los candidatos a propuesta de los partidos,y sin concurso público
La ley de 2012 del PP permite la elección de los candidatos a propuesta de los partidos,y sin concurso público - ÓSCAR DEL POZO

El Congreso apoya renovar el Consejo de RTVE con candidatos de los partidos y solo con mayoría absoluta

Ahora los letrados de la Cámara Baja señalan que por «procedimiento vigente», una expresión sobre la que no hay consenso entre los grupos parlamentarios, se entiende la normativa aprobada por los populares hace cinco años

MadridActualizado:

Un informe de los letrados del Congreso determina que la renovación del Consejo y presidente de RTVE se debería hacer a través de la ley de 2012 que impuso el Gobierno de Mariano Rajoy, que permite la elección de los candidatos a propuesta de los partidos, sin concurso público, y con un respaldo parlamentario de la mayoría absoluta (176 diputados en la Cámara Baja), con lo que bastaría un acuerdo de PP y PSOE como hasta ahora se ha venido haciendo.

Este documento fue encargado por la Mesa del Congreso para aclarar la interpretación de la nueva Ley de RTVE, aprobada el pasado septiembre. En uno de sus puntos, la reforma norma determina que, en el caso de no estar lista las bases para realizar un concurso público antes del 30 de diciembre, como ha ocurrido, se aplicará el «procedimiento vigente», una expresión que no pone de acuerdo a los grupos parlamentarios.

Así, unos interpretaban la posibilidad de volver a la ley de 2012 y otros abogaban por poner en marcha el mecanismo de votación que se incluye en la reforma de 2017, pero siendo los candidatos elegidos a propuesta de los partidos políticos y con un respaldo de, al menos, la mitad de los grupos parlamentarios, es decir, cuatro.

Ahora, los letrados señalan que por «procedimiento vigente» se entiende la normativa aprobada por los populares hace cinco años. Aún así, señala que serán las Mesas de Congreso y Senado, que se reúnen este lunes para estudiar este escrito y otro encargado a la Cámara Alta, quienes tengan la última palabra en el sistema a llevar a cabo para la elección del nuevo Consejo de RTVE.