García Page, en un acto ayer en Ciudad Real
García Page, en un acto ayer en Ciudad Real - EFE

Comisiones Obreras se une al PP y exige «abortar» el decreto de Page

El sindicato amenaza con llevar a cabo acciones legales, como impugnar un texto que «desprecia» a los funcionarios

MadridActualizado:

El decreto con el que el Gobierno de Castilla-La Mancha, dirigido por el socialista Emiliano García Page, abría la puerta a otorgar al personal directivo elegido a dedo las condiciones propias de los funcionarios de carrera en la Administración regional ha conseguido algo prácticamente imposible: poner de acuerdo a polos opuestos. Y es que Comisiones Obreras (CC.OO.) se manifestó ayer en los mismos términos que lo hizo un día antes el PP para exigir a Page que «aborte» la tramitación del borrador de un decreto que, a su juicio, «supone un agravio y un desprecio para todo el personal funcionario».

No se fían en CC.OO. de que el presidente regional haya retirado de su agenda política un decreto que impulsó la consejería de Hacienda y Administraciones Públicas y que, como publicó ABC, incluso llegó a ser evaluado por el Consejo Consultivo, pese a que desde el Ejecutivo castellanomanchego aseguran que lo frenaron hace una semana.

«Algo hay», insisten desde CC.OO. que, en un comunicado, amenazó a Page con iniciar «acciones legales», como impugnar el desarrollo normativo «por cuantas vías de entrada lo permita» la Justicia. El sindicato también tiene previsto emprender movilizaciones del colectivo en caso de que el Gobierno regional no retire el decreto de la agenda política. Estiman que Page, en lugar de tramitar este asunto sin consultar a los actores implicados, debería «trasladarlo a la Mesa de Negociación para que sea con participación sindical como se resuelva la necesidad de priorizar el desarrollo normativo» de la Ley de Empleo Público.

El sindicato resalta que este borrador «pone en evidencia las prioridades» del Gobierno liderado por Page, que «se da prisa en preparar un decreto para el personal directivo» pero, como censuran en CC.OO., «mantiene paralizado el desarrollo de la Ley de Empleo Público».