El expresidente del Palau de la Música, Félix Millet (i), junto al exdirector administrativo, Jordi Montull (2I),
El expresidente del Palau de la Música, Félix Millet (i), junto al exdirector administrativo, Jordi Montull (2I), - EFE

Las claves del caso Palau

Éstas son las seis claves para entender el entramado por el que CDC ha sido condenada a devolver 6,6 millones de euros

BarcelonaActualizado:

¿Qué es el Palau de la Música?

El Palau de la Música es un entramado legal de cuatro empresas creado alrededor del Orfeó Català (1891): la Associació Orfeó Català (1967), el Consorcio Palau de la Música Catalana (1983), la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música (1990) y la Associació Cor de Cambra del Palau de la Música (2008).

¿Cuándo empezó el caso Palau judicialmente?

El 20 de julio de 2009 el Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona admitió a trámite la querella interpuesta por la Fiscalía. Tres días después, agentes de los Mossos d’Esquadra entraron en el Palau, bajo orden judicial y acompañados del fiscal.

¿Qué pasaba en el Palau?

Fèlix Millet y Jordi Montull controlaban las cuatro sociedades, que se gestionaban con si fuera una. Los magistrados señalan que estos pusieron «a disposición» de CDC «los entes» del Palau y, a cambio, «obtuvieron un beneficio económico derivado de la ejecución del delito».

¿Ha sido condenada CDC?

La Audiencia de Barcelona considera que CDC tiene que devolver al Palau 6.676.105,58 euros por «las ganacias obtenidas» y como consecuencia del «tráfico de influencias». CDC tiene 15 sedes embargadas desde hace un tiempo para poder asumir este pago.

¿Afecta esta sentencia al PDECat?

Directamente, no. Sin embargo, la relación política es evidente. Francesc Sànchez, por ejemplo, representante legal de CDC en este caso, fue uno de los hombres encargados de hacer la transición de CDC al PDECat, cuyo encargo vino de Mas.

¿Cita la sentencia al PDECat?

No explícitamente, pero sí responde a algunas de las peticiones de las acusaciones y la Fiscalía, que pidieron que la causa llegase hasta al partido «sucesor». Los magistrados dejan abierta esta puerta si se confirma legalmente la sucesión y se da el caso durante la «ejecución de sentencia».