Congreso de los Diputados

Clamor en todos los partidos para que el PSOE resuelva «de una vez» su crisis interna

Los nacionalistas e independentistas subrayan que no ha habido contactos con el PSOE sobre un Gobierno alternativo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en rueda de prensa tras la última reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal del PSOE
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en rueda de prensa tras la última reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal del PSOE - Óscar del Pozo

Todos los partidos con representación parlamentaria exigen ya al PSOE que resuelva su guerra interna y decida «de una vez» que dirección quiere seguir, para poder acabar así con el bloqueo político por el que atraviesa España.

Sin excepción, desde el PP hasta Podemos pasando por Ciudadanos o ERC, todas las formaciones coinciden en señalar a los socialistas como los culpables de que las formación de un nuevo Gobierno haya encallado y las terceras elecciones parezcan cada día más probables. Desde En Comù-Podem, la confluencia más importante de Podemos, Xavier Domènech ha considerado demostrado que el problema que afronta el Gobierno alternativo es la crisis del PSOE. «Como ya dijimos al final de la pasada legislatura, Pedro Sánchez no fue presidente del Gobierno porque no había acabado de ser secretario general del PSOE. El enfrentamiento interno del PSOE hacía imposible construir una alternativa real de Gobierno y los acontecimientos sorpresivos con la convocatoria de un congreso nos da la razón».

Sin contacto con los grupos

A la entrada de la Junta de Portavoces, el portavoz del PDC, Francesc Homs, ha instado al PSOE a resolver sus diferencias internas cuanto antes. «El PSOE tiene trabajos para hablar entre ellos, lo digo con todo el respeto». «Si un día al final el PSOE, y no digo Pedro Sánchez porque está claro que él quiere construirlo, pero su partido quiere construir una alternativa pero no está la labor de una forma unitaria y uno no va a decir que haría si ve que los otros no se mueven, aquí la responsabilidad la tienen los que la tienen que es el propio PSOE, también la gente de Podemos», señaló.

«Ahora está la convicción de que el PP va a durar tanto como dure la vida que es siempre y eso no es asumible. Es un fracaso de los que quieren construir una alternativa. La pelea dentro del PSOE a mí me deja asombrado no entiendo nada y mientras tanto está el PP instaladito negándose a comparecer en el Congreso, actuando al margen de la ley, haciendo sus componendas para colocar a sus amiguitos... No acabo de entender el debate que hay en el PSOE por parte de aquellos denominados barones o críticos, sinceremente no entiendo nada», remachó.

Mientras el portavoz de ERC, Joan Tardá, ha instado con sorna a Sánchez a aclararse y seguir pedaleando con cuidado de «no caerse de la bicicleta. Ánimo, ánimo Pedro». «El señor Pedro Sánchez está compitiendo con él mismo y con su partido, no nos importa, pero lo que sí está claro es que está en una carrera ciclista», consideró ante los micrófonos de la prensa celebrando que el líder socialista haya pasado de considerar «sediciosos» a los miembros de esta formación para calificarlos como «soberanistas».

Por su parte, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, ha subrayado que «hay una cosa que resolver» y no es otra que «el PSOE tiene que aclararse, aclarar cuál es su estrategia, qué quiere hacer estos años. Nos vendría muy bien a todos para saber exactamente en qué momento estamos y que cartas se pueden jugar».

Además, tanto ERC como la antigua Convergència han insistido en que su «precio» sigue siendo el mismo y no cambiará: la celebración de un referéndum en Cataluña. «Como es una condición de democracia sigue siendo una condición de pura lógica», subrayó Homs. «Le animamos a que culmine y llegue a la meta. ¿Cómo llega a la meta? Autorizando el referéndum. Nosotros no solamente le investiremos sino que le aplaudiremos», subrayó Tardá antes de especificar que su grupo, en ningún caso contempla una abstención. «Con referéndum votaremos que «sí» y votaremos que «no» si no hay referéndum».

Dado que esta condición fue una de las dos líneas rojas marcadas por los barones a Sánchez ya en la pasada legislatura en las negociaciones para el denominado Gobierno «del cambio», parece difícil que cualquier intento de negociación sea poco más que una quimera. No obstante, Sánchez ha vuelto a insistir esta mañana en que seguirá ahondando en los contactos para echar a Rajoy de La Moncloa, pese a la guera interna que desgarra al PSOE.

Poco antes y en el mismo escenario que la presidenta del PSOE y vicepresidenta segunda del Congreso, Micaela Navarro, dejaba claro que la guerra interna había llegado hasta el grupo parlamentario al mostrarse contraria a que el PSOE celebre un nuevo Congreso y considerar que si Pedro Sánchez somete esta idea a la votación de la ejecutiva y no logra el apoyo de la mayoría debería dimitir.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios