España

Clamor entre los diputados del PSOE para que no se repitan las elecciones

Los «sanchistas» no intervienen y solo tres diputados, Elorza, Simancas y Robles se pronuncian abiertamente en la reunión del grupo del Congreso por mantener el «no» a Rajoy

Los diputados socialistas Eduardo Madina (cuarta fila, izquierda) y Patxi López (3ª fila) conversan antes del pleno celebrado esta tarde en el Congreso de los Diputados, junto al nuevo escaño (3ªfila,izquierda. Vacío) del exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez
Los diputados socialistas Eduardo Madina (cuarta fila, izquierda) y Patxi López (3ª fila) conversan antes del pleno celebrado esta tarde en el Congreso de los Diputados, junto al nuevo escaño (3ªfila,izquierda. Vacío) del exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez - EFE
AGENCIAS - Actualizado: Guardado en:

La mayoría de diputados del PSOE que han intervenido este martes en la reunión del grupo parlamentario en el Congreso, a la que ha asistido el presidente de la gestora, Javier Fernández, se han mostrado partidarios de buscar una salida que evite nuevas elecciones.

Así, 23 diputados de los 26 que tomaron la palabra ha respaldado la tesis de que es preciso encontrar una salida que facilite la formación de gobierno. Solo tres diputados, Odón Elorza, Rafael Simancas y Margarita Robles, se han pronunciado abiertamente por mantener el no a Mariano Rajoy, mientras que los miembros de la disuelta Ejecutiva de Pedro Sánchez no han tomado la palabra al considerar que el grupo socialista no es el órgano donde se tiene que decidir esta postura.

Aunque ninguno de los que ha tomado la palabra ha mencionado explícitamente la palabra 'abstención', en muchos de los diputados socialistas se ha intuido que es la posibilidad por la que prefieren optar ahora mismo, entre ellos el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda, el expresidente asturiano Antonio Trevín y el diputado por Valencia Ciprià Císcar. La mayoría de los intervinientes han compartido que la peor opción para el partido y para España sería ir a terceras elecciones, según han informado fuentes socialistas.

«Las trampas del PP»

En el caso de Elorza, éste ha vuelto a defender la posibilidad de un «gobierno alternativo», mientras que la independiente Margarita Robles ha advertido de que no hay que «caer en las trampas del PP» y Simancas, que ha subrayado su respeto a gestora, ha pedido huir de «planteamientos maniqueos y dicotomías simples», como la de plantear que los que defienden el no lo hacen con las tripas y los que prefieren la abstención se guían por la cabeza.

«Hay razones y sentimientos justificados tanto en el no como en la abstención», ha dicho Simancas, que ha llamado a «no pasar del no absoluto a una abstención absoluta sin tener en cuenta los motivos que hay en la otra parte».

La también madrileña Ángeles Álvarez ha sido una de las parlamentarias que se ha sumado al llamamiento de Javier Fernández de «dejar de funcionar con las tripas y funcionar con la cabeza», para evitar las terceras elecciones.

Entre las voces que más claramente se han pronunciado en favor de la abstención han destacado las del expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda, y los también veteranos Pedro Muñoz, diputado por Ávila, y Cipriá Císcar, del PSPV, partidarios de «dejar gobernar a la lista más votada», coinciden algunos asistentes.

Clima «magnífico»

En un clima que fuentes de la gestora han calificado de «magnífico», los diputados que formaban parte de la ejecutiva de Pedro Sánchez y que siguen fieles a él han optado por no pedir la palabra, con el argumento de que esa reunión no era el órgano donde se tiene que decidir la postura en torno a la abstención o no a Rajoy.

Ha sido el caso de Adriana Lastra, María González Veracruz, Susana Sumelzo y Pilar Lucio, mientras que el que fuera su número dos, César Luena, no ha asistido a la reunión.

No obstante, la asturiana Adriana Lastra, ex secretaria de Política Municipal, ha advertido en los pasillos de que «si al final lo que pretenden algunos es ir a una abstención, tendría que ser ratificado por la militancia».

Según las fuentes, la defensa de los 'sanchistas' de hacer una consulta a las bases sobre la abstención ha sido rechazada implícitamente por la decena diputados andaluces que han intervenido y que, igual que ha hecho esta mañana la expresidenta del PSOE Micaela Navarro, han incidido en que el modelo por el que se rige el partido es el de «democracia representativa».

Estos han sido Antonio Hurtado, José Andrés Torres Mora, Salvador de la Encina, Antonio Gutierrez Limones, Elvira Ramón, Felipe Sicilia, Gregorio Cámara, Sonia Ferrer y Juan José Díaz Trillo.

Para la gestora del PSOE, lo más importante de la reunión ha sido la «actitud unánime» de asumir que en este momento para todos «lo más importante es el diálogo y el entendimiento».

En esa línea, Eduardo Madina, uno de los diputados más críticos con Sánchez y antiguo rival suyo en las primarias, ha intercedido para que el ex secretario general pueda conservar su escaño.

«El clima de hoy ha sido bueno, comparado con el sábado parece otro partido», ha apuntado uno de los críticos y con él han coincidido varios de los presentes, que han destacado que el debate ha sido «sereno», mientras que otros han rebajado ese entusiasmo y han advertido de que así ha sido, pero solo en comparación con la tensión vivida en los últimos días.

«Han sido intervenciones de suma y unidad y de mirar al futuro», ha zanjado el castellanoleonés Juan Luis Gordo.

Durante la reunión, Javier Fernández ha llamado a los diputados a la «tranquilidad» y a la «responsabilidad» ante el momento que vive el partido y se ha mostrado «abierto a escuchar y a debatir», han informado fuentes del grupo.

El presidente de la gestora les ha explicado que su objetivo es el «apaciguamiento» del partido y ha señalado que «es clave que las instituciones en las que están representados los socialistas funcionen con normalidad».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios