Pedro Sánchez (PSOE) y Albert Rivera (Cs), en una imagen de archivo
Pedro Sánchez (PSOE) y Albert Rivera (Cs), en una imagen de archivo - Ángel de Antonio
Política

Ciudadanos, la opción preferida para los desencantados del PSOE

El partido de Rivera «pesca» votos en el caladero de la izquierda y frena los intentos de remontada de Sánchez

Actualizado:

Ciudadanos se ha convertido en una preocupación creciente para el PSOE, que ve al partido de Rivera como su principal amenaza para los objetivos de remontada que acucian a Pedro Sánchez. El partido de Rivera «pesca» votos en el caladero de la izquierda y, por eso, se ha convertido en el principal escollo para una remontada electoral del PSOE.

A tenor de los sondeos, la preocupación del PSOE está justificada. De entrada, Cs se ha convertido en la opción preferida para los votantes desencantados con los socialistas, para aquellos que apostaron por el PSOE en las elecciones generales de 2016 y que ahora están decididos a votar a otro partido si hubiera una nueva cita con las urnas. Así lo indicó la última encuesta del CIS, realizada el mes pasado: de los que ya se han decidido por otras siglas, las de Ciudadanos son las preferidas por esos desencantados votantes socialistas.

Este barómetro del CIS desveló también que, por la izquierda, Cs se convierte en un competidor directo del PSOE, de ahí que dirigentes socialistas apuesten por presentar a Ciudadanos como «derechona» -invento semántico que Guerra utilizó en su época para cargar contra el PP-. La actual estrategia contra Cs la enarboló y puso en práctica el pasado martes la número dos de los socialistas, Adriana Lastra: llegó a comparar a Albert Rivera con el fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, exceso dialéctico que se volvió en contra de Lastra por la polémica que desató.

Para el PSOE no solo es un problema esa «seducción» que ejerce Cs ante los votantes socialistas desencantados, sino que el partido de Rivera despunta también como alternativa para quienes abandonan otras siglas de la izquierda que, de esa forma, en vez de irse al PSOE están dispuestos a votar a Cs.

Así, el último sondeo del CIS desvela que el 4,2% de los que votaron a Unidos Podemos prevén votar a Ciudadanos si hubiera elecciones ahora, lo mismo que el 7,1% de los que votaron a En Marea y el 3,1% de los que el año pasado apostaron por En Comú Podem.

Para rematar la preocupación del PSOE, resulta que Cs se convierte también en un gran tapón que tumba el antaño trasvase de votos que se producía alternativamente por el centro entre el PP y el PSOE. Hoy por hoy, el partido de Rivera también es, con mucha diferencia, la opción preferida por los desencantados del PP. Así, según el CIS, Ciudadanos se haría en este momento con uno de cada diez votantes que tuvo el PP en las elecciones generales del año pasado, mientras que al PSOE solo le llegarían un 0,9% de los votos que perderían los populares.