Caso Malaya Roca sale de prisión para disfrutar de su primer permiso penitenciario tras diez años encerrado

El cerebro de la operación Malaya ha abandonado la prisión provincial de Alhaurín de la Torre para trasladarse a Murcia con su familia y bajo medidas preventivas

Juan Antonio Roca sale de prisión
Juan Antonio Roca sale de prisión
EP - @abc_es - Actualizado: Guardado en:

El exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella (Málaga) y principal condenado por el caso Malaya, Juan Antonio Roca, ha salido este sábado de la cárcel para disfrutar de su primer permiso penitenciario de tres días. Además, tiene concedido otro de seis días.

Pasadas las cinco de la tarde, Roca, con camisa blanca y chaqueta azul y acompañado de su abogada, ha salido de la prisión malagueña de Alhaurín de la Torre sin hacer declaraciones. Simplemente, ante las preguntas de los periodistas, ha señalado que ya ha tenido «oportunidad de pedir perdón».

Desde su detención por el caso 'Malaya', el 29 de marzo de 2006, cuando ingresó en prisión preventiva, Roca no había disfrutado de ningún permiso y ha estado en distintas cárceles, encontrándose ahora en la de Alhaurín de la Torre (Málaga), de donde este sábado ha salido para trasladarse con su familia a Murcia.

Esta salida se produce después de que la Audiencia Nacional rechazara el recurso presentado por la Fiscalía Anticorrupción contra la decisión del juez de Vigilancia Penitenciaria de otorgarle esta salida de la cárcel.

Según explica el auto de la Sala de la Audiencia Nacional, los magistrados consideran que, a pesar del «gravísimo perjuicio para el Ayuntamiento de Marbella» provocado por el condenado, Roca está colaborando para la liquidación de las «responsabilidades civiles».

Lo hace, «aunque sea con el patrimonio que le fue embargado, sin que conste que haya ocultado bienes en el extranjero», dice la Sala que añade que lleva más de diez años en prisión, ha asumido su responsabilidad, al menos aparentemente, tiene apoyo familiar, arraigo y buen comportamiento.

La Audiencia Nacional considera que cumple los requisitos legales para obtener el permiso dado que está clasificado en segundo grado y ya ha cumplido la cuarta parte de su condena. Además, existe un informe favorable del equipo técnico y la Junta de Tratamiento de la cárcel malagueña de Alhaurín de la Torre, donde cumple condena, elevó también una propuesta positiva.

De hecho, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional concedió este permiso, al considerar que Roca ha cumplido «en exceso» la mitad de la condena, que tiene un «excelente» comportamiento, que ha iniciado el pago de las responsabilidades y que «ha asumido la actividad delictiva y pedido perdón especialmente a la ciudad de Marbella y sus ciudadanos».

El juez aludía a la evolución «muy positiva» del interno, con «un excelente comportamiento y una actitud positiva, respetuosa y de plena consideración tanto respecto al resto de internos como hacia los trabajadores del centro». «Es un penado sociable, participativo y tranquilo, independiente y con buenas actitudes hacia el trabajo», según los informes del educador, a los que hacía referencia el auto.

Además se apuntaba a un escrito remitido al juzgado el pasado mes de septiembre en el que el propio interno hacía constar sus «muchas y constantes propuestas» para resarcir con su patrimonio y asumir la responsabilidad penal, mostrándose «arrepentido de todos los hechos por los que he sido condenado».

También valoró el juez la actitud que manifestó en esa carta el interno sobre Marbella, al decir que es «consciente de que por mi actitud se produjo un daño a la ciudad», tras lo que solicitaba disfrutar del permiso en la provincia de Murcia. Se comprometía, además, a hacer un buen uso del permiso.

Condenas y permisos

Roca ha sido condenado en sentencia firme en el caso 'Malaya', donde se le impuso 17 años de prisión; en 'Minutas', en el que se le condenó a tres años; en 'Saqueo I', en el que se le impusieron seis años y diez meses, y 'Saqueo II'; en 'Belmonsa', que fueron nueve meses, y en otro caso en el que se le impusieron 15 días de cárcel.

Tiene pendiente de juzgar otros 120 procedimientos más, sobre los que Fiscalía General del Estado no aceptó la propuesta realizada por la defensa de Roca de llegar a un acuerdo de conformidad global, planteando, en su caso, la posibilidad de pactos en cada causa que hay abierta.

La Sala que ejecuta la sentencia del caso 'Malaya' acordó el pasado mes de mayo la acumulación de varias condenas firmes que ya tenía y la refundición de las penas impuestas, «fijando la pena máxima a cumplir» en 20 años de prisión, que es el máximo legal establecido.

Una refundición que el propio Tribunal de Málaga señalaba como un trámite «esencial» para poder acceder a beneficios penitenciarios, que no ha tenido hasta ahora. Roca había solicitado 18 permisos vía recursos y todos fueron denegados hasta que no se aclarase la situación de causas pendientes.

Además, la Audiencia Nacional ha concedido un segundo permiso, en este caso de seis días, a Roca, que estará condicionado a una valoración previa por parte del equipo técnico encargado de supervisar el buen uso de la autorización de tres días. También estaría supeditado a la ausencia de recurso por parte de la Fiscalía.

La Sala que preside Fernando Grande-Marlaska entendía que, a diferencia de ocasiones anteriores, ahora concurren «importantes modificaciones» de Roca, argumentando que los procedimientos por los que aún tiene que ser juzgado en ningún caso repercutirá en esa pena máxima, sin que tampoco «parezca que exista riesgo de aprovechar el permiso para huir».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios