España

El senador de Izquierda Unida Iñaki Bernal muestra una bandera republicana en el Congreso

El grupo parlamentario de Unidos Podemos está aprovechando la Solemne Apertura de la XII Legislatura para expresar su rechazo a la Monarquía

El senador de Izquierda Unida Iñaki Bernal sostiene una bandera republicana en el Congreso
El senador de Izquierda Unida Iñaki Bernal sostiene una bandera republicana en el Congreso - RNE
AGENCIAS Madrid - Actualizado: Guardado en:

Los diputados de Izquierda Unida, también adscritos al grupo de Unidos Podemos-En Comú-En Marea, han lucido este jueves en el Congreso de los Diputados una escarpela republicana con los colores de la bandera de la II República: rojo, amarillo y morado. Así lo ha señalado IU desde su cuenta en la red social Twitter, con una fotografía de Alberto Garzón y este mensaje: «Siempre republicanos/as». Sus reivindicaciones han coincidido con la Solemne Apertura de la XII Legislatura, presdida por los Reyes. Precisamente, el grupo parlamentario Unidos Podemos se ha negado a aplaudir al Monarca durante el inicio de la sesión.

Aunque el senador de Izquierda Unida Iñaki Bernal ha acaparado el mayor protagonismo, mostrando una bandera republicana desde su asiento en el Congreso de los Diputados.

Por su parte, el diputado de Unidos Podemos por Jaén y dirigente del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, ha acudido este jueves al Congreso con una camiseta con el lema «Yo no voté a ningún Rey». Cañamero ya había hecho uso de camisetas reivindicativas en anteriores ocasiones. Una de sus primeras apariciones en la Cámara Baja, donde llegó tras las elecciones del 26 de junio, lució otro lema en defensa de su compañero de formación Andrés Bódalo, tres veces condenado, la última por agredir a un concejal socialista.

«No es una provocación»

Según ha explicado Cañamero, llevar esa camiseta «no es una provocación en absoluto»: «Yo creo que es una cosa amable, cariñosa para la sociedad, pidiendo que cualquier representante de la vida pública tiene que pasar por el voto, por la criba del voto de los ciudadanos», ha comentado. A su juicio, la sociedad es muy plural y «hay que respetar todo lo que hay, todos los pensamientos» y en democracia todos los ciudadanos tienen derecho a manifestar pacíficamente lo que piensan: «Yo no he votado nunca a ningún Rey y, por tanto, como no lo he votado nunca pues lo expreso aquí con mi camiseta», ha zanjado.

Polémica por los escaños

Poco antes del inicio de la sesión, los diputados de Unidos Podemos se han quejado de que no se haya respetado la colocación exacta y habitual de sus escaños en el hemiciclo, en el que además están presentes un buen numero de senadores para escuchar al Rey. Eso ha motivado que entre los habituales asientos se hayan tenido que colocar sillas adicionales para poder albergar a todos los asistentes, ya que los 350 escaños no son suficientes. Finalmente, y tras la queja, los servicios de la Cámara han colocado más asientos en las filas que habitualmente ocupa Podemos para permitir que su grupo parlamentario pueda ocupar el sitio que normalmente tiene.

En declaraciones a los periodistas, Pablo Iglesias, ha considerado que «no es serio» que todo el hemiciclo lo ocupen senadores del PP, y ha asegurado que Ciudadanos ha estado de acuerdo con su queja. Iglesias ha denunciado «maniobras» de quienes «cambian de clase como en el colegio y llegan temprano» para dejar atrás al resto. «Esto a lo mejor en el pasado estaban acostumbrados porque eran solamente ellos», pero ahora no, ha dicho. «Nosotros vamos a escuchar con todo respeto al Jefe del Estado, pero esto de llenar con senadores del PP los escaños de Unidos Podemos para que no se nos vea, a lo mejor en el pasado pasaba, en el futuro, no», ha enfatizado.

Iglesias también ha insistido en que escucharán con enorme respeto al Rey, de quien ha dicho que es una persona sensata y responsable que cumple sus funciones de jefe de Estado con profesionalidad, pero ha añadido que si Felipe VI considera que le faltan al respeto por no asistir al besamanos y al desfile que se lo comunique. No espera ninguna reprimenda por ello. «Ninguna autoridad en el Congreso puede aplicar una reprimenda» por no haber querido saludar al Rey, ha subrayado. Eso, en su opinión en democracia «no se hace».

Sobre el incidente de los escaños, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recordado que un día como hoy «es de asiento libre» en el Congreso. «Espero que cuando llegue al banco azul tenga hueco. A lo mejor hay alguno que ya está ensayando para estar en el Gobierno», ha bromeado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios