España

Bildu no acudirá a la ronda de consultas del Rey porque no se sienten «súbditos»

La coalición de la «izquierda abertzale» no acudirá, al igual que ERC, al Palacio de la Zarzuela

Las diputadas de Bildu, durante la rueda de prensa
Las diputadas de Bildu, durante la rueda de prensa - P. PAZOS
P. PAZOS San Sebastián - Actualizado: Guardado en:

Bildu ha anunciado este mediodía que no acudirá a la audiencia con el Rey, que tenía fijada para mañana a las 12 horas en el Palacio de la Zarzuela, dentro de la ronda de consultas con portavoces de los partidos y candidaturas representadas en el Congreso de los Diputados, tras las elecciones del pasado 20 de diciembre, que ha iniciado Don Felipe este lunes. La coalición de la «izquierda abertzale» se suma así a ERC, que la semana pasada ya comunicó su plantón al Monarca.

Las diputadas Marian Beitialarrangoitia y Onintza Enbeita han sido las encargadas de dar cuenta de esta decisión, adoptada tras las asambleas con militantes celebradas a lo largo del pasado fin de semana en las que se sometió a debate esta cuestión, a pesar de tener cita concretada desde la semana pasada. «No nos sentimos súbditas del Rey de España y no vamos a actuar como si lo fuéramos», ha proclamado Beitialarrangotiia, encargada de hacer el anuncio en castellano.

A partir de ahí, la breve comparecencia, organizada en la sede de Eusko Alkartasuna en San Sebastián, ha consistido en una ración de ataques a la Monarquía, que han tachado de «mayor símbolo del carácter antidemocrático del Estado español» y «garantía de las épocas más oscuras». «Tienen una misión clara: cerrar el camino a los pueblos, cerrar el camino a que Euskal Herria, Cataluña y otros pueblos puedan decidir libremente su futuro», ha atacado la diputada de Bildu.

«La Monarquía es pasado y la soberanía es el futuro, y nosotros trabajamos por este último», es otra de las consignas que ha lanzado Beitialarrangoitia. «Ya le dijimos hace cuatro años todo lo que teníamos que decir. Que respetara Euskal Herria, que dejara de negar los derechos a la ciudadanía vasca, que no rompiera más nuestra soberanía, que se mojara en el camino de la normalización y la paz que necesita este país. Ha respondido con lo mismo de siempre: con la imposición de la realidad actual y la negación de nuestra realidad como pueblo», ha añadido.

Más ataques

«Tenemos claro que no tiene ganas ni voluntad política ni para ver ni para oír qué es lo que este pueblo tiene para decir», ha continuado con su diatriba. «A pesar de que se ha cambiado un Rey por otro», ha cargado, «el Estado no tine ninguna oferta para Euskal Herria. Han variado las personas pero no ha variado en nada la oferta. Sí tiene una oferta, pero no es, en absoluto, democrática», ha remachado.

Bildu todavía ha reservado un último ataque verbal a la Monarquía en el discurso con el que han justificado su negativa a participar en la ronda de contactos con los grupos parlamentarios. «Nuestros recursos los queremos gestionar nosotros en su totalidad. Queremos que se destinen a mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía vasca. En ningún caso tienen que destinarse a financiar los caprichos y los gastos derivados de la Casa Real».

Toda la actualidad en portada
publicidad