España

Bibiana Aído, Leire Pajín y otros protagonistas ausentes de la comparecencia de Guindos

El portavoz del PP, Eloy Suárez, recriminó a PP y Podemos los nombramientos que habían hecho

La ex ministra de Igualdad Bibiana Aído
La ex ministra de Igualdad Bibiana Aído - DE SAN BERNARDO

El discurso del «y tú más» resultó efectivo al portavoz del PP, Eloy Suárez, quien se enzarzó con el PSOE y Podemos por los nombramientos que han hecho ellos. Sacó a relucir los de Magdalena Álvarez, Bibiana Aído y Leire Pajín, «que no cumplían los requisitos», y a Iglesias le afeó que el mérito de Podemos para alcanzar un cargo sea ser «primo, marido o hermano de alguien que va en las listas».

A falta de sesiones de control y de plenos normalizados, por la ausencia de un Gobierno en plenitud de funciones, cualquier comparecencia ro en el Congreso tiene la relevancia de las grandes ocasiones. La presencia del ministro de Economía en funciones, para explicar el procedimiento de designación de Soria en un puesto en el Banco Mundial, que acabó en renuncia, logró llenar la Sala Constitucional, incluso con diputados que no forman parte de la Comisión de Economía. Es el caso de Pablo Iglesias, que ni es portavoz, ni es vocal de este órgano parlamentario. Pero se presentó en la Comisión y quitó el protagonismo a su compañero de grupo. «Mi presencia ayuda a dar más visibilidad a este caso», explicó el líder de Podemos ante los focos de las cámaras de televisión. Iglesias se quedó para sí los titulares de su grupo en el punto del orden del día más mediático, y en cuanto se pasó al otro asunto de la comparecencia, el del déficit y los compromisos presupuestarios, abandonó rápidamente la sala, a la misma velocidad que se apagaron los focos televisivos.

Ayer tocaba hablar de Soria, pero en realidad la idea de unas terceras elecciones está ya instalada en el debate parlamentario por encima de las demás. Al PSOE le interesó más atacar a Rajoy que saber exactamente los pequeños detalles del proceso de designación de Soria. «Rajoy no es de fiar», repitió como un mantra. Su objetivo es desgastar al máximo al líder del PP, justo cuando Sánchez se piensa si lleva adelante su candidatura alternativa con Podemos y los independentistas, o no.

A Ciudadanos el discurso de la regeneración le ajusta bien, y el caso Soria le da un argumento para marcar distancias con su «socio» de investidura, el PP. «Si tuvieran mayoría absoluta estoy seguro de que nada habría pasado», advirtió su portavoz.

La antigua Convergencia se estrenó en el Grupo Mixto de la Comisión, con un protagonismo secundario y residual, frente a una ERC que le ha desplazado como referente nacionalista catalán en el Parlamento. «Si pones urnas en la calle te sientan en el banquillo, y si tienes empresas en paraísos fiscales te sientan en el Banco Mundial», lamentó el portavoz de Convergencia, que tuvo que repartir su tiempo con el portavoz de Compromís.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios