España

Bernad denunció falsos abusos sexuales de un padre a sus hijos «por si acaso»

Ha declarado como imputado por acusar al exmarido de Yolanda García Cereceda -heredera de una fortuna de 3.000 millones de euros- de abusar de sus hijos

Miguel Bernad, detenido el pasado 15 de abril por agentes de la Udef
Miguel Bernad, detenido el pasado 15 de abril por agentes de la Udef

El secretario general de Manos Limpias fue conducido por la Guardia Civil el pasado lunes desde la cárcel de Navalcarnero hasta los juzgados de Plaza de Castilla (Madrid) para declarar como imputado («investigado») por interponer una denuncia falsa de abusos sexuales a menores.

Como adelantó ABC en junio, Miguel Bernad, en connivencia con Yolanda García Cereceda, la hija menor del promotor Luis García Cereceda, puso una denuncia contra el exmarido de esta, Francisco Amat, al que acusaba de malos tratos y abusos sexuales a los tres hijos de la pareja. Los hechos que denunció Bernad ya eran cosa juzgada, habían sido archivados, lo que no fue obstáculo ninguno para poner la denuncia y la filtrarla a la prensa, con el daño que conlleva. Según fuentes presentes en el interrogatorio, el líder de Manos Limpias, en prisión desde el pasado abril por su participación en los chantajes de Ausbanc, dijo que «no sabía» que la denuncia ya había sido archivada.

Cuando fue preguntado por las pruebas de las que disponía para denunciar los abusos respondió que únicamente el testimonio de Yolanda García Cereceda. También dijo desconocer que la mujer está legalmente incapacitada por problemas psíquicos y que tiene varias condenas por denuncias falsas contra su exmarido. Según fuentes conocedoras del caso, Bernad puso la denuncia tras ver unos vídeos que le llevó a la sede del sindicato Yolanda García Cereceda, pero cuando fue preguntado por este material respondió de forma difusa: «No recuerdo bien los vídeos y no sé quiénes eran las personas que aparecían». Tras evidenciarse que no había sustento para presentar semejante denuncia, Bernad se defendió alegando que lo hizo «por si acaso». «Yo no sabía si había abusos o no, lo denuncié por si acaso, para que se investigara», dijo a la juez.

La magistrada del Juzgado de Instrucción 32 de Madrid también le preguntó qué llevaba a Manos Limpias, dedicado en teoría a la lucha contra la corrupción, a meterse en este asunto. Respondió que el sindicato «también llevaba casos de violencia de género». Para extrañeza de los presentes, comparó esta denuncia con «la que pusimos a los Lunis de Televisión Española» porque en el programa infantil dos muñecos «del mismo sexo se daban un beso».

Según fuentes próximas a Bernad, la hija del promotor de la elitista urbanización La Finca -y heredera junto a su hermana de una fortuna de unos 3.000 millones de euros-, fue recibida por Bernad en la sede del sindicato en abril de 2015, acompañada por su actual pareja, Jaime Ostos, hijo del torero homónimo. Propuso a Bernad poner la denuncia y le pidió que la ayudara también a recuperar su tutela, que ejerció primero la fundación Afal y actualmente la Comunidad de Madrid por mandato judicial. Si lo conseguía (la incapacitación la solicitó su hermana), lo nombraría «consejero en sus empresas promotoras». Yolanda García Cereceda declaró, también como investigada, el pasado junio. ABC contactó ayer con la defensa de la rica heredera sin obtener respuesta.

La declaración de Bernad estaba previasta para el pasado 20 de junio, pero fue aplazada hasta este lunes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios