España

La baronesa que calificó a Gibraltar de «paraíso fiscal» se disculpa con Picardo

Judith Jolly argumenta qe no tenía suficiente personal para preparar su discurso

Fabian Picardo
Fabian Picardo - EFE

Judith Jolly, la baronesa miembro de la Cámara de los Lores británica que hace un par de semanas calificó a Gibraltar de «paraíso fiscal» para los contrabandistas de armas, ha remitido una carta al ministro principal del Peñón, Fabian Picardo, en la que le pide disculpas.

La baronesa, que es portavoz de Defensa del Partido Liberal Demócrata en la Cámara Alta del Parlamento británico achaca su afirmación, formulada en un debate parlamentario, a que, como miembro de la oposición en la Cámara de los Lores, no cuenta con funcionarios o personal que le ayude en la preparación de los discursos, por lo que, en parte, admite, depende «del material publicado por las ONG».

Ahora, sin embargo, asegura que «Gibraltar, como parte de la UE, no puede agruparse razonablemente con las Islas Vírgenes o Liechtenstein en materia de política fiscal y que el Peñón «cumple la legislación de la UE en dichas áreas».

La baronesa lamenta también en su carta que sus palabras «hayan sido tomadas con entusiasmo por periodistas españoles y algunos políticos y usadas para atacar a Gibraltar en nombre de la reivindicación de la soberanía sobre el Peñón». «No era en absoluto mi intención», subraya.

La carta de Judith Jolly parece haber satisfecho a Picardo quien, en una nota de su Servicio de Información señala que acoge «con los brazos abiertos» la explicación de la baronesa, a la que quiere invitar a Gibraltar para que «pueda entender de primera mano» cómo funciona el Peñón.

El pasado 18 de noviembre, Jolly se refirió en el Parlamento a Gibraltar como un «paraíso fiscal» que sirve de refugio a intermediarios de armas que eluden el pago de impuestos en Reino Unido a través de empresas pantalla en estos territorios.

Jolly defendió una propuesta para reforzar los controles sobre los intermediarios de armas a través de un registro que incluya los activos que estos individuos u empresas tengan fuera del Reino Unido. En su intervención, afirmó: «La mayoría de los intermediarios de armas británicos son ciudadanos decentes y honestos que han elegido esta profesión particular y que, en su mayoría, pasarían sin duda cualquier examen definido por el Secretario de Estado. Sin embargo, algunos de ellos operan a través de empresas pantalla y trabajan en paraísos fiscales como las Islas Vírgenes Británicas, Chipre, Hong Kong, Liechtenstein o Gibraltar».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios