España

Barberá, «compañera» de Compromís en el Senado

«Tiene narices», comenta el portavoz de la formación valenciana, también en el grupo mixto de la Cámara Alta

Carles Mulet, portavoz adjunto del grupo mixto y senador de Compromís
Carles Mulet, portavoz adjunto del grupo mixto y senador de Compromís - EFE

La política hace extraños compañeros de cama, dicen que dijo Winston Churchill. En el caso del Senado, la máxima se hace más que cierta -aunque en el sentido figurado-, ya que a partir de ahora la senadora Rita Barberá será compañera de escaño y de grupo político de los dos senadores de Compromís, el mismo partido que la expulsó en mayo de 2015 del sillón de la Alcaldía de Valencia, que ocupaba la expolítica popular desde hacía 24 años.

El «entusiasmo» en este caso probablemente va a ser recíproco. Este miércoles, nada más conocerse que Barberá dejaba el PP y pasará a formar parte, como senadora, del grupo mixto, el portavoz adjunto de este grupo y senador de Compromís Carles Mulet se manifestaba en estos términos: «Tiene narices».

En su opinión, es «una barbaridad» que la exalcaldesa valenciana mantenga su escaño y deba compartir con ellos la bancada; esta coincidencia «no es agradable para nadie», ha afirmado, y cree que tampoco lo será para Barberá.

Beligerante contra la corrupción

En todo caso, la decisión que han dado en el PP para cerrar este asunto no le convence: «Es una decisión pactada que desacredita a todos: a las Cortes Valencianas, el Senado, a las instituciones», ha asegurado Mulet, cuyo partido está siendo muy beligerante con el PP por presuntos casos de corrupción. No hay que olvidar que Compromís fue precisamente la formación que denunció ante Fiscalía supuesta financiación irregular de las campañas electorales de la exalcaldesa entre 2011 y 2015.

El Grupo Mixto del Senado lo componen actualmente 16 senadores de 10 grupos políticos diferentes

Carles Mulet es actualmente portavoz adjunto del Grupo Mixto y pasará a ser el portavoz titular el próximo 3 de octubre, un cargo que va rotando entre los miembros del grupo. Este Grupo Mixto lo componen en la actualidad 16 senadores -17 cuando se haga efectiva la entrada de Barberá- de diez formaciones diferentes. Hay cuatro senadores de la antigua Convergencia -dos elegidos y dos por designación autonómica-, tres de Ciudadanos -todos por designación autonómica-, dos de Compromís -uno elegido y otro por designación autonómica-, uno de UPN -electo-, uno de Foro Asturiano -electo-, uno de Nueva Canaria -electo- uno de Coalición Canaria -por designación autonómica-, uno de la Agrupación Socialista Gomera -electo- uno de AHI (Agrupación Herreña Independiente) -electo- y uno de EH-Bildu -electo-.

Mulet supone que una vez que Barberá quede adscrita al Mixto, entre todos tendrán que abordar la organización: si se le ofrece un despacho en caso de que deje el que tiene del PP, si se la incluye como vocal en comisiones parlamentarias y dónde se sienta en el Pleno.

De lo que se ha mostrado seguro es de que «nadie estará dispuesto» a que sea portavoz del grupo en ninguna comisión, en las que ya están repartidos todos los puestos. Un cargo así supone un complemento salarial de 1.046 euros al mes, que se suma al sueldo fijo (2.813,91 euros al mes) y a la indemnización de 1.822 euros que reciben los senadores de fuera de Madrid (869 euros para los madrileños).

Mulet ha insistido en la reclamación de que se constituya ya la Diputación Permanente del Senado, que está sin organizar dos meses después de comenzada la legislatura. A su juicio, ha sido paralizada por el PP para no tener que tomar una decisión sobre Barberá, que ha sido miembro de este órgano en las dos últimas legislaturas y ha mantenido así el aforamiento.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios