España

La Audiencia rechaza apartar a De Prada del tribunal del caso Gürtel: mañana arrancará el macro juicio

El juez encargado de analizar la recusación la inadmite a trámite y acusa al número dos de la trama de querer retrasar la vista

El juez De Prada
El juez De Prada - EFE

La Audiencia Nacional ha rechazado de plano estudiar si aparta al juez del tribunal del caso Gürtel José Ricardo de Prada, una decisión que confirma el calendario previsto: mañana arrancará la vista. El juez encargado de analizar si se daban los requisitos para admitir a trámite la recusación contra De Prada, planteada por el número dos de la trama Pablo Crespo, asegura que las causas alegadas carecen de entidad y que su verdadero objetivo era retrasar la vista oral.

El instructor de la recusación, Javier Martínez Lázaro, explica que Crespo, a quien le apoyaron otras defensas de los acusados, se movía solo por un «ánimo evidentemente dilatorio» y le impone por ello las costas. El número dos de Gürtel pidió que se apartara a De Prada por los vínculos laborales de su hija con un abogado acusador en otra pieza del caso Gürtel y por su supuesta amistad con el exjuez Baltasar Garzón, a quien apoyó cuando fue inhabilitado.

Martínez Lázaro, antiguo vocal del CGPJ (el órgano de gobierno de los jueces) a propuesta del PSOE, califica la petición de extemporánea y concluye que la relación entre De Prada y Garzón es meramente profesional: una relación profesional generada por haber coincidido durante más de 20 años en el mismo tribunal, unos lazos de compañerismo «lejanos, desde luego, de una amistad íntima». La Fiscalía apoyó que no se admitiera a trámite la petición.

Sobre la colaboración de la hija de De Prada con el letrado Gonzalo Boyé, al participar en un libro editado por el abogado, el magistrado señala que esta circunstancia «en nada puede comprometer la imparcialidad del magistrado recusado», cuestionada por las defensas. Martínez Lázaro recuerda que si la afinidad ideológica no motiva una recusación, «menos aún la afinidad ideológica de la hija del magistrado con un letrado que ni siquiera actúa profesionalmente en defensa de una de las partes» en el juicio.

El primer gran juicio a la trama Gürtel enjuiciará las irregularidades cometidas por la red de corrupción en sus primeros años de vida, entre 1999 y 2005, en unas regiones concretas: las comunidades autónomas de Madrid y Castilla y León, y los municipios de Pozuelo de Alarcón, Majadahonda, Estepona y Madrid. Mañana arranca.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios