España

La Audiencia Nacional investiga a Picardo por torturas al presidente de Vox Madrid en Gibraltar

El político madrileño fue arrestado por desplegar una bandera de España en el Peñón el pasado 20 de junio

El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo
El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo - EFE

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha admitido a trámite una querella por los delitos de torturas y contra la integridad moral presentada por el presidente de Vox Madrid, Nacho Minguez, que fue detenido por desplegar una bandera de España en el Peñón el pasado 20 de junio. El juez, entre las primeras medidas que toma para impulsar la investigación, pregunta al Ministerio de Asuntos Exteriores si el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, goza o no de inmunidad diplomática.

La querella, que relata que Minguez fue arrestado durante más de siete horas, atribuye los delitos a los funcionarios policiales y judiciales que le detuvieron y custodiaron, acciones que se llevaron a cabo por orden de Fabián Picardo, según esta tesis. El juez admite a trámite la querella al considerar que los hechos enunciados pueden constituir los delitos propuestos y al entender que es competencia de la Audiencia Nacional.

El magistrado ordena varias medidas solicitadas para arrojar luz sobre lo sucedido por la Fiscalía, quien apoyó abrir la investigación. Moreno pregunta a la Policía si Picardo tiene residencia en España y pide a Exteriores un informe en el que explique si conocieron los hechos, si España ha protestado a las autoridades britanicas por lo sucedido o por otros hechos relacionados con Gibratlar, además de la averiguacion sobre la protección diplomática de Picardo.

La querella presentada por Minguez y su abogado, Pedro Fernández, narra que el presidente de Vox Madrid fue arrestado tras desplegar una bandera de España en las faldas del Peñón de Gibraltar, «procediéndose de manera desproporcionada a su cacheo y reseña en dependencias policiales durante más de 7 horas durante las que le negaron el ejercicio de sus derechos a comunicar su detención».

El representante de Vox también denuncia que permaneció sin comida y sin aseo «en condiciones de dignidad», una situación que según su versión se mantuvo cuando paso a disposición judicial. Dos días después de la detención fue sometido a un juicio rápido.

La investigación también indaga en el trato que recibió el letrado de Minguez, Pedro Fernández, quien fue objeto de dos cacheos y fue retenido durante nueve horas en las que estuvo incomunicado bajo la amenaza de los policias de Gibraltar, que le aseguraron que si no reconocía los hechos seguirían detenidos. La querella añade que estos funcionarios reconocieron que el trato otorgado a ambos «obedecía a razones políticas y por orden directa» de Picardo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios