España

La Audiencia Nacional absuelve a Zapata del delito de humillación a las víctimas del terrorismo

La sentencia considera sus comentarios de «humor macabro» pero no los considera suficientes para ser constitutivos de delito

La Audiencia Nacional ha absuelto al concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata al no considerar delictivos los mensajes que escribió en la red social Twitter en 2011. El tribunal califica los comentarios de «humor macabro» pero no los considera suficientes para ser constitutivos de delito de humillación a las víctimas del terrorismo.

Zapata, quien dimitió por este caso de la cartera de Cultura pero se mantuvo como edil de distrito, escribió: «Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcasser para que no vaya Irene Villa a por repuestos». La sección tercera de la Sala de lo Penal explica que los mensajes pueden ser reprobables pero en otra esfera distinta al Derecho Penal, que es el que le interesa y le compete aplicar.

El tribunal concluye que el edil de Ahora Madrid no despreció, desacreditó o humilló a las víctimas del terrorismo, «pues se trata de una frase que enlaza a la víctima Irene Villa con otras infortunadas por hechos delictivos que terminaron con sus vidas, pero de lo que no se percibe el ánimo injurioso, ante la falta de continuidad, que nos situaría en el marco de un debate, que elimina el enfoque de agravio que exige el tipo penal». Es decir, el contexto de los mensajes descarta que hubiera intención de humillar.

Los jueces también rechazan que el mensaje de Zapata exceda el derecho a la libertad de expresión, un derecho limitado que no permite el insulto, porque no existe la ofensa a la dignidad de las víctimas. El delito de humillación protege la dignidad de todas las víctimas como colectivo, aunque la persona aludida (en este caso Irene Villa) no se sienta ofendida por los comentarios.

La Audiencia Nacional reabrió esta investigación hasta en tres ocasiones, después de ser cerrada por el juez Santiago Pedraz, quien valoró que Zapata, quien ha pedido perdón en varias ocasiones, no tenía intención de humillar. Pedraz encuadró el mensaje en un debate y en lo que calificó de humor negro. La sección segunda, encargada de revisar las decisiones de Pedraz, levantó la causa al considerar que el ánimo de Zapata debía valorarse en un juicio.

La asociación de víctimas Dignidad y Justicia, la única acusación que mantuvo su petición contra el edil después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional renunciase a acusar, solicitaba una pena de un año y ocho meses de prisión para Zapata. Ha sido absuelto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios