Minuto de silencio por los atentados en Barcelona, con el Rey a la cabeza
Minuto de silencio por los atentados en Barcelona, con el Rey a la cabeza - EFE

El Rey asistirá a la manifestación del sábado en Barcelona

Será la segunda concentración a la que Don Felipe acude, tras la del 11-M en Madrid

MadridActualizado:

El Rey asistirá el próximo sábado en Barcelona a la manifestación convocada por las autoridades catalanas contra el terrorismo, según ha anunciado el Palacio de La Zarzuela. Esta será la segunda concentración a la que acuda Don Felipe tras la del 11-M, que se celebró al día siguiente de los atentados perpetrados en 2004 en Madrid y que causaron 192 víctimas mortales. La manifestación de Barcelona, que está convocada a las seis de la tarde en los Jardines de Gracia y terminará en la plaza de Cataluña, tiene como lema «No tengo miedo».

El próximo sábado será la cuarta jornada que el Rey dedique a Barcelona tras los atentados que el jueves de la semana pasada acabaron con la vida de quince personas. Don Felipe asistió el viernes al minuto de silencio que se celebró en la plaza de Cataluña y, al día siguiente, acudió con Doña Letizia a visitar a los heridos ingresados en los hospitales. Esa misma tarde, recorrió las Ramblas, donde hizo una ofrenda en recuerdo de las víctimas, y firmó en el libro de condolencias del Ayuntamiento de Barcelona. El domingo, los Reyes asistieron a una misa en la Sagrada Familia por el eterno descanso de las víctimas de los atentados.

La manifestación del sábado está convocada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Sin embargo, la CUP ha intentado evitar a toda costa la presencia del Rey en este acto de solidaridad. El pasado lunes, este partido antisistema llegó a anunciar que se plantearía su asistencia si finalmente acudía Don Felipe, aunque luego dio marcha atrás.

Desde algunos sectores independentistas se ha tratado de contrarrestar el apoyo y la solidaridad que están mostrando los Reyes con las víctimas de los ataques de Barcelona y Cambrils. De hecho, este miércoles, desde la Generalitat se puso en duda la legalidad de la difusión de las imágenes que se grabaron durante la visita de Don Felipe y Doña Letizia a los heridos, con el argumento de que había menores ingresados y sus imágenes no se podían difundir. La Casa del Rey respondió inmediatamente que dichas imágenes habían sido grabadas y difundidas con la autorización de los padres y de los responsables de los centros sanitarios.

La reacción del Rey tras el atentado de Barcelona es similar a la que se produjo tras los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, cuando también visitó a los heridos ingresados en los hospitales, encabezó una manifestación a la que se sumaron dos millones de madrileños y asistió al funeral que se ofició en su recuerdo en la catedral de La Almudena.