Esperanza Aguirre comparece en el Congreso - EFE / Vídeo: El tenso cara a cara entre Rufián y Aguirre

Rufián, a punto de ser expulsado de la comparecencia de Esperanza Aguirre en el Congreso

El PP presentará una queja a la Mesa de la comisión sobre la presunta financiación irregular de los populares por la actitud del diputado independentista

MadridActualizado:

La tensión en la comisión de investigación del Congreso sobre la presunta financiación irregular del PP ha llegado este martes a niveles extremos con motivo del interrogatorio del diputado de ERC Gabriel Rufián a la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre. Horas antes de la comparecencia de Aguirre, Rufián había protagonizado un tenso rifirrafe tanto con el compareciente anterior, Ignacio González, como con el presidente de la comisión, el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo.

Quevedo advirtió a Rufián en varias ocasiones, unas advertencias que no hicieron mella en el diputado independentista, que continuó con su actitud durante el turno de Aguirre. Nada más comenzar su intervención, llamó «palmeros» a los diputados del PP presentes en la sala, porque entendía que se estaban «mofando» de sus preguntas, una escena que se repetía, ya que había sucedido lo mismo con Ignacio González. Quevedo ha llamado la atención a Rufián: «Como no ha conseguido una primera página antes, quiere intentarlo de nuevo ahora».

«Cálmese, señor presidente», ha espetado Rufián, que ha conmenzado con su turno de preguntas: «¿Se avergüenza de haber fichado a corruptos confesos –en referencia a Ignacio González y Francisco Granados–?». «No hay senetencia sobre eso. La mayoría de portavoces tienen formación jurídica, pero usted no», le ha espetado Aguirre. «Sí, yo soy un pringado, soy de barrio», ha contestado el diputado en un tono irónico. En un momento del interrogatorio, Rufián ha llamado a Aguirre «negligente». La tensión, que iba aumentando con cada pregunta del portavoz de ERC y su correspondiente respuesta de la expresidenta, ha alcanzado su límite cuando Aguirre se ha referido a las detenciones de algunos miembros de los denominados Comités de Defensa de la República (CDR) en Cataluña «por terrorismo».

«Usted es del comité de defensa del Ibex 35 ¿Considera terrorista a la gente de los CDR?», ha preguntado un enfadado Rufián en múltiples ocasiones. Al ver que elevaba su tono, el presidente intervino para dar un ultimátum al diputado y advertirle de que, de seguir con su actitud lo expulsaría de la sala: «¿Usted quiere que le haga salir? Igual le gusta esa foto», ha dicho Quevedo. «Acaba de llamar terroristas a cargos electos, ¿y la culpa la tengo yo?», ha contestado el diputado de ERC, que durante la comparecencia de González acusó al propio Quevedo de «proteger las mentiras» del expresidente madrileño.

Tras acabar su turno de preguntas, en el que se refirió a Aguirre como una «damisela inocente entre gángsters», Rufián se marchó de la comisión. El PP ha anunciado que presentará una queja formal ante la Mesa de la comisión.

Aguirre desdice a González

Esperanza Aguirre ha asegurado que no recuerda que Ignacio González le adviertiera sobre injerencias del PP nacional, a través de su tesorero en aquel momento, Álvaro Lapuerta, en el Gobierno y las consejerías de la Comunidad de Madrid.

Horas antes, en la misma comisión, el propio Ignacio González aseguraba que Lapuerta mostraba «especial interés en asuntos propios de la Comunidad en cuanto a contrataciones y desarrollos urbanísticos», una situación que al entonces consejero no le parecía «razonable», motivo por el que se lo comunicó a la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre. «Le dije que me parecía que alguna de las actuaciones de este señor me parecía que no eran razonables, y que prefería no mantener ninguna relación con Lapuerta. A la señora Aguirre le pareció bien», declaró González.

Preguntada por esta cuestión, Aguirre ha puesto en duda la versión del expresidente madrileño. «No me informó. Si él lo dice, será verdad. Pero pedir información no es delito», ha afirmado. La expresidenta ha insistido que hasta donde ella sabe, «no ha habido ninguna financiación ilegal del PP de Madrid», aunque ha admitido que cometió un «error craso» por no vigilar a los responsables de las cuentas.

Aguirre ha reconocido que como presidenta del PP de la Comunidad de Madrid, cargo que ostentó de 2004 a 2016, «era responsable de todo lo que ocurría en el PP de Madrid, incluidas las finanzas». «Yo no monté ningún sistema de financiación, ya estaba cuando llegué», ha añadido para precisar luego que este sistema no era irregular y que no ha existido una caja B. También ha dicho que «jamás» ha entrado en la financiación del PP, porque de ello se encargaban otras cuatro personas, pero ha reconocido que nunca las vigiló, lo que fue un «error craso» que la llevó a dimitir para «depurar responsabilidades políticas».