Elecciones

Otegui propone un frente soberanista con PNV y Podemos

Anhela un tripartito como en Navarra que desafíe al Estado imitando a Cataluña. «Pactar con el Estado es una vía muerta»

Otegui, este lunes, en un desayuno informativo en Bilbao
Otegui, este lunes, en un desayuno informativo en Bilbao - EFE

Navarra y Cataluña. Esos son los dos referentes inmediatos del excarcelado e inhabilitado líder de la vieja Batasuna, Arnaldo Otegui, que propone un tripartito de gobierno entre PNV, Bildu y Podemos, compuesto por una «mayoría sólida y suficiente» para, según ha dicho, recorrer el camino a la independencia.

Estas tres fuerzas, que ya gobiernan en la comunidad vecina de Navarra, apuestan por realizar una consulta soberanista y tendrán una mayoría amplia en el próximo Parlamento de Vitoria. Las encuestas les dan, aproximadamente: PNV (hasta 29 escaños), Bildu (15) y Podemos (15), sobre un total de 75 parlamentarios.

Otegui mira con envidia el desafío planteado en Cataluña contra la unidad de España e insiste en presionar al PNV de Iñigo Urkullu para recorrer esa misma senda soberanista. Pero el lendakari, más moderado tras el frustrado plan secesionista de Juan José Ibarretxe -cuya figura trata ahora de apropiarse Bildu-, asegura ahora que no convocará un referendum ilegal, sino que buscará el acuerdo con el Estado y «desde la legalidad» para explorar otras fórmulas de «bilateralidad» en la relación País Vasco-España.

«Pactar con el Estado es una vía muerta»

El líder de la vieja Batasuna asegura que Bildu acompañaría al PNV «a Madrid» para «pactar un marco de más autogobierno» y una consulta, pero cree que «esa es probablemente una vía muerta».

Otegui ha protagonizado un desayuno informativo del Fórum Europa en Bilbao para presentar a las cabezas de lista de Bildu en las próximas elecciones vascas, Miren Larrion (Álava), Maddalen Iriarte (Guipúzcoa) y Jasone Agirre (Vizcaya).

El acto ha sido saboteado al inicio por el partido Vox, de Santiago Abascal, en protesta por el acoso de los radicales a José Antonio Lara, el pasado fin de semana. Una grabación con gritos en euskera de «¡fuera de aquí!» que habitualmente profieren los radicales a la Guardia Civil ha parado momentánteamente el desayuno en un hotel de Bilbao.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios