Perfil

Nicolás de Miguel, un humanista convencido con fe en el progreso y el futuro

El candidato a lendakari por Ciudadanos tiene tres palabras por lema, que bien podría confundirse con el celebérrimo de la Revolución Francesa: libertad, igualdad y solidaridad

Nicolás de Miguel, candidato a lendakari de la formación naranja para las elecciones del 25-S
Nicolás de Miguel, candidato a lendakari de la formación naranja para las elecciones del 25-S - EFE
JUAN CASILLAS BAYO - @jcasillas_bayo Madrid - Actualizado: Guardado en:

Nicolás de Miguel (San Sebastián, 1963), un humanista declarado, es el candidato a lendakari por Ciudadanos para las próximas elecciones del País Vasco del 25 de septiembre. Desde su juventud siempre le ha acompañado una irrefrenable inquietud política por su gran sensibilidad con las problemáticas sociales.

Se crió en Navarra, pero afirma que lleva San Sebastián en su corazón, ciudad en la que no sólo nació sino que reside en ella desde que cumplió la mayoría de edad. En su juventud militó en Izquierda Unida debido a sus «inquietudes sociales», en palabras del propio De Miguel, pero descubrió que aunque compartían muchos valores, se sentía «un cuerpo extraño ahí dentro».

De Miguel se considera un hombre sencillo, educado en valores y ampliamente comprometido con la sociedad. Desembarcó oficialmente en la política hace tan solo cinco años, cuando en 2011 ejerció como coordinador territorial del País Vasco con UPyD. De Miguel abandonó por su propio pie la formación magenta cuando más apoyos tenía ésta en el País Vasco porque estaba «en contra de los dogmatismos» y apostaba «por la colaboración y por la escucha».

De Miguel inaugurando la campaña electoral en el País Vasco
De Miguel inaugurando la campaña electoral en el País Vasco- EFE

En 2013 se unió al proyecto de Ciudadanos, que encaja más con su perfil según admite, y le permite enarbolar unos valores que casi coinciden con los de la Revolución Francesa: libertad, igualdad y solidaridad, siempre con la vista puesta en el progreso y el futuro.

«Le encanta bajar al barrio a desayunar con la gente y el periódico en la mano», relata una colaboradora suya. Nos cuenta que combina carácter, «y mucho», con un cariño y una capacidad empática inigualables. De Nico, como ella lo llama, remarca su extraordinario compromiso social y su lealtad. «Es alguien en quien es difícil diferenciar entre profesional y persona; es uno en sí, e igual de las dos maneras», asegura del aspirante a lendakari.

Licenciado en Historia por la Universidad de Deusto, De Miguel aspira ahora con Ciudadanos a ocupar el terreno perdido por UPyD en el País Vasco.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios