Elecciones

El Gobierno y Urkullu chocan por las obras del AVE vasco

El lendakari acusa al Ejecutivo de Rajoy de generar «falsas expectativas»; Sáenz de Santamaría replica: «Al PNV lo que le preocupa es a quién se adjudican las obras»

Soraya Sáenz de Santamaría arropó en Bilbao a Alfonso Alonso, candidato a lendakari
Soraya Sáenz de Santamaría arropó en Bilbao a Alfonso Alonso, candidato a lendakari - EFE

El AVE vasco entró ayer con fuerza en la campaña electoral, provocando un duro choque dialéctico entre el lendakari y candidato del PNV a la reelección, Iñigo Urkullu, y la vicepresidenta del Gobierno de España, Soraya Sáenz de Santamaría. Los mandatarios, ambos en funciones se reprocharon su papel en la planificación, ejecución y desarrollo de una obra que ha estado en la diana de ETA y se ha visto ralentizada gravemente por la crisis. Urkullu acusó al Ejecutivo de Rajoy de generar «falsas expectativas» con la infraestructura, financiada por el Estado. El AVE vasco se esperaba para 2016, pero la última previsión de Fomento es 2019.

«Somos casi la última comunidad, siendo limítrofe con la Unión Europea, en disponer del tren de alta velocidad», se quejó el líder del PNV, que denunció que la sustitución de Ana Pastor por Rafael Catalá en el Ministerio trastoca el plan de soterramiento en la entrada del tren a Bilbao y Vitoria. El responsable de Justicia y de Fomento, dijo en la precampaña que no se financiarán «obras faraónicas».

La vicepresidenta y portavoz de La Moncloa aseveró ayer en Bilbao que el PP ha dado «un impulso importante» a la «Y vasca» en estos cuatro años y contraatacó: «A Urkullu lo que le preocupa es a quién se adjudican las obras». Sáenz de Santamaría garantizó que el trazado se culminará. «Cuando llegamos al Gobierno la ejecución había sido mínima. Ahora, con todas las dificultades técnicas que tiene la obra, se va avanzando y se va a seguir avanzando», señaló en un acto en el que arropó a Alfonso Alonso, candidato a lendakari del PP.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios