Elecciones

A la caza del voto «pokemon» entre «pintxos» y multas de tráfico

La campaña vasca deja un puñado de anécdotas para la hemeroteca

Una valla con diferentes opciones políticas en una calle de Bilbao donde este próximo domingo 25 de septiembre se celebran las elecciones al Parlamento vasco
Una valla con diferentes opciones políticas en una calle de Bilbao donde este próximo domingo 25 de septiembre se celebran las elecciones al Parlamento vasco - EFE

Las decenas de mítines y actos de campaña electoral en el País Vasco han dejado algunas anécdotas para la hemeroteca política, con candidatos afónicos, caza del voto «pokemon», cumpleaños «feliz» a capella y multas de tráfico para las caravanas electorales. Los partidos, que cada vez se esfuerzan más por presentar la cara «más humana» de sus políticos, han permitido que estos volaran en ala delta, corrieran a «sprint» o lucieran abdominales en la televisión pública vasca, ETB.

Aquí van las mejores anécdotas de esta carrera al Parlamento Vasco.

El «gildatruck» y la afonía de Alonso

El PP diseñó una campaña «pegada a la calle» desde una furgoneta en la que Alfonso Alonso ha repartido gildas (el famoso pintxo de guindilla, antxoa y aceituna) y txakokí, que el propio Mariano Rajoy degustó en San Sebastián. Pero la anécdota de estos días ha sido la afonía del candidato del PP, cuyo lema de campaña era «Alonso, la voz que nos une». El exministro de Sanidad reconocía ayer la causa de su mal: es un fumador infatigable.

«Zorionak» a pulmón y multa al furgón

El lendakari y aspirante del PNV a la reelección, Iñigo Urkullu, cumplió esta semana 55 años y, de regalo, la Policía Municipal de Bilbao multó su furgón electoral, aparcado irregularmente delante de Sabin Etxea. El presidente del partido, Andoni Ortuzar, le felicitó cantando «a capella» en un mitin. Urkullu redondeó la demostración de fuerza musical del PNV tocando el «txistu» en televisión mientras coronaba el monte Gorbeia.

En parapente a cazar «pokemons»

La candidata Idoia Mendia se llevó la peor parte en el programa de ETB en el que pretendían mostrar la «cara más cercana» de los candidatos a lendakari. Se le convidó a volar en ala delta, y pese al estupor inicial, lo probó. Pero su equipo de campaña electoral ha dejado otro «hito» en estas elecciones: la organización de una «pokekedada» para cazar «pokemons» en Bilbao, muy criticada en las redes por frívola.

Su líder nacional, Pedro Sánchez, también reclamó su hueco en esta sección, al atreverse a pedir el voto a Mendia en euskera. No lo hizo mal.

Sabotaje a Otegui

Vox le pagó a Arnaldo Otegui con la misma moneda que usan los suyos, saboteando una conferencia política en Bilbao. Uno de los integrantes del partido de Santiago Abascal colocó una grabadora en el atril de Otegui, que activaron cuando este habló. Los gritos de los violentos de Bildu, insultando a los españoles y mandándoles «fuera de aquí» tronaron en el hotel donde se hallaba el líder de la vieja Batasuna. Atónito, se excusó: «Yo no soy. Debe ser el CNI...»

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios