Elecciones

20 claves de la campaña vasca

Los pactos para marcar la estabilidad, la incógnita de Podemos, la batalla por Álava o el papel de Otegui, son algunas de ellas

Los candidatos a lehendakari en el debate televisivo
Los candidatos a lehendakari en el debate televisivo - EFE

El PNV gana

Iñigo Urkullu reeditará su victoria en las urnas, según todos los sondeos, e incluso ensanchará sus resultados de hace cuatro años. Al PNV no parece afectarle ni la crisis, ni los cuatro años de gestión en minoría.

Sin mayoría absoluta

La victoria de Urkullu no será completa, ya que tendrá que pactar si quiere dar estabilidad a su Gobierno. El PNV aguarda, calculadora en mano, los resultados del PSE, con el que ya ha pactado en las diputaciones y capitales de provincia.

Moderado, mejor

El PNV ha exhibido un perfil más moderado que nunca, reconociendo a los cuatro vientos que «la independencia es imposible» y que el anhelo del «Estado vasco» duerme con Sabino Arana... En Sabin Etxea conocen que desde su papel de centralidad tienen más opciones de crecer en las urnas y de que triunfe su «geometría variable» en el Parlamento.

Un «socio» derrumbado

Los socialistas de Idoia Mendia apoyan al PNV en las capitales vascas y en las diputaciones, pero las encuestas pronostican una caída estrepitosa en las urnas. El PSE promete «moderar» a Urkullu para que no explore vías soberanistas.

El PP busca la llave

Los populares de Alfonso Alonso aspiran a ser llave en la gobernabilidad del País Vasco. Si PNV y PSE no llegan a la mayoría absoluta (38 escaños), el PP se ofercerá para la estabilidad siempre que Urkullu no inicie «caminos a ninguna parte».

La incógnita de Podemos

Su fuerte irrupción en el tablero politico vasco alterará las mayorías parlamentarias y reforzará la tesis del «derecho a decidir» y la celebración de la consulta. Aunque son muchas las incógnitas sobre su modelo territorial y su candidata, Pili Zabala. ¿«Independentista» o de «DNI español»?

El factor nacional

La campaña ha estado mediatizada por la ingobernabilidad de España. Ha habido desembarco continuo de líderes políticos en el País Vasco (Rajoy, Sánchez, Iglesias, Rivera), que se han cruzado mensajes en clave puramente nacional. Sánchez anunció en Bilbao que intentará la investidura; Rivera y Rajoy le contestaron también en tierra vasca.

Libertad conquistada

El paseo electoral del presidente Mariano Rajoy por el centro de San Sebastián ha simbolizado la reconquista de los demócratas de las calles que durante demasiado tiempo estuvieron secuestradas por los violentos. Rajoy paseó libre por la tierra de Gregorio Ordóñez y, de paso, abrazó al hijo del histórico dirigente socialista Txiki Benegas.

Sin noticias de ETA

La banda terrorista siempre buscó condicionar las campañas electorales, asesinando a políticos del PSE o del PP, destrozando con bombas sus sedes o con comunicados, pretendiendo ser un actor más de la políltica vasca. Sin noticias de ETA en este 25-S más allá de las pintadas con insultos a las sedes de PNV, PSE y PP.

Otegui, superado

La inhabilitación de Arnaldo Otegui la pretendía utilizar Bildu para hacer su campaña de victimismo ante los electores vascos. Pero no ha calado. Al contrario, las otras candidatas han dejado al líder de la vieja Batasuna en un segundo plano.

La pugna por el segundo puesto

Bildu y Podemos lucharán por ser la primera fuerza de la oposición. Durante la primera semana de campaña se ignoraron, sin mencionarse siquiera en sus mítines. Pero la oferta de Otegui para formar un «tripartito» PNV-Bildu-Podemos, como en Navarra, desató la guerra entre las dos fuerzas radicales, que pelean en el mismo espectro ideológico.

La batalla por Álava

La pugna por los votos ha sido intensa, especialmente en Álava, donde los escaños son más baratos. Esto es así porque cada provincia se reparte 25 asientos en el Parlamento vasco y la alavesa es la circunscripción menos habitada. Urkullu se ha exhibido casi como un «alcalde» de Vitoria, prometiendo lluvia de millones en la provincia.

Un tercio de indecisos

Según el CIS, todavía hay un tercio de ciudadanos vascos que no tienen seguro a quién votarán este domingo. Decidirán muchos escaños.

La misión de Ciudadanos

Albert Rivera ha sido el líder nacional en pisar más veces tierra vasca, media docena. Ciudadanos se propone sembrar al menos un representante, el que tenía UPyD, para que su semilla crezca, como hizo en Cataluña. Se la juegan por «100 votos», según Rivera.

El «agur» de UPYD

El partido de Rosa Díez, que ha logrado tener un parlamentario vasco en las dos últimas legislaturas, Gorka Maneiro, dice adiós. Superado por el crecimiento de Ciudadanos en toda España, UPyD no presentó.

Las mujeres ganan peso

Por primera vez, tantas mujeres como hombres se presentan a candidata a lendakari. Son: Idoia Mendia (PSE), Pili Zabala (Podemos) y el tridente de Bildu que ha sustitudo a Otegui, con Miren Larrion a la cabeza. El PNV repite con Iñigo Urkullu, el PP se presenta con Alfonso Alonso y Ciudadanos va con Nicolás de Miguel.

Desmontando el «oasis» vasco

El discurso social y económico han vencido al viejo debate identitario del nacionalismo. Todos los partidos han hablado de los 140.000 parados, del «agujero» de las pensiones vascas (2.300 millones de déficit a la Seguridad Social), de la pérdida de tejido industrial... Y los datos, aunque mejoran la media de España, no son buenos. La oposición ha desmontado la imagen del «oasis» vasco que ha difundido siempre el PNV.

A vueltas con el Euskera

El PSE ha hecho bandera contra las imposiciones del euskera entre los funcionarios, a los que se exige un nivel para sacar la oposición. El nacionalismo y Podemos han hablado de «ataque»; PP y C's defienden que es «injusto» anteponer la destreza lingüística de un profesional como médicos a otras aptitudes.

El AVE vasco, en campaña

Rajoy prometió el viernes que el AVE vasco llegará en 2019. Antes, Urkullu y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, chocaron por la alta velocidad, reprochándose retrasos en las obras.

La verdad, en las urnas

No importa cuántas claves se ofrezcan, ni lo que la demoscopia (falible, como se ha demostrado) pronostique... El sudoku electoral vasco no se resolverá hasta que los 1,7 millones de electores vascos que están llamados a votar este domingo depositen su papeleta en las urnas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios