ELECCIONES GALLEGAS 2016

Villares intenta minimizar los daños del conflicto en Podemos

Bescansa llega a Galicia en mitad de una batalla que vuelve a alterar la campaña

Luís Villares conversa con una mariscadora en Cambados
Luís Villares conversa con una mariscadora en Cambados - EN MAREA
MARIO NESPEREIRA - @ABCEnGalicia Santiago - Actualizado: Guardado en:

La batalla interna entre Errejón y Pablo Iglesias acaba de estallarle a En Marea en el peor momento. La recta final de la campaña se ha visto solapada por el conflicto que el secretario general de Podemos generó en el mitin de La Coruña y que tuvo réplica en su número dos y la cúpula de la formación morada. Ayer, Luís Villares evitó pronunciarse sobre un asunto que considera como un «debate» ajeno al partido que ahora lidera.

Los resultados que la izquierda radical obtenga en Galicia serán analizados en esa clave. Tanto si son positivos o negativos, la dirección de Podemos leerá si la estrategia de la «seducción», defendida por Errejón, prevalece sobre la de causar «miedo» a los «poderosos» y «sinvergüenzas», la de Iglesias y su entorno. O viceversa. En definitiva, Pablo Iglesias ha elegido como escenario la campaña de En Marea, no exenta precisamente de conflictos, para visibilizar la brecha estratégica que parte al partido a la mitad.

Con mucha más claridad se pronunció la diputada de En Marea Alexandra Fernández sobre la cuestión: «Quizás este no sea el momento más adecuado, pero nosotros tenemos los pies y la cabeza en las decisiones que toma En Marea», afirmó.

Esta no deja de ser una concesión más que el rupturismo hace al discurso popular. Mientras la batalla se desencadena, Alberto Núñez Feijóo insiste a diario en que su candidatura es la mejor receta contra el «caos» y Mariano Rajoy se apresuró en calificar, durante su visita a Vilalba, de «letal» la posibilidad de que a San Caetano llegue un «pentapartito».

Recta final

La caravana de En Marea se desplazó a Lugo para cerrar la campaña en la provincia. En La Coruña, Antón Sánchez, Martiño Noriega y Xulio Ferreiro participaban en otro mitin. El objetivo es redoblar esfuerzos para no perder ni una ocasión de pedir el voto. A eso mismo viene hoy la dirigente gallega de Podemos, Carolina Bescansa. La última «paracaidista» estará en Santiago y en Orense. Será la víspera de que Villares, Beiras, Yolanda Díaz y los «tres tenores» de las ciudades de La Coruña participen en el acto de cierre en Compostela.

El magistrado incidió en Cambados en el impulso a las cooperativas por tratarse de un modelo «que no explota a la gente». Ya en Lugo, el candidato agradeció la acogida de su ciudad y retomó a continuación las acusaciones vertidas sobre gestión sanitaria del PPdeG: «¿Hay algo más miserable que dejar morir a gente por quedar bien con la troika?». Villares echa el resto para intentar de acercarse a su objetivo de más de veinte escaños.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios