José Luis Jiménez - PAZGUATO DE CAMPAÑA

El verdadero error de Cristina Losada José Luis Jiménez

Lo de menos es la lengua. Lo equivocado es el resto

- Actualizado: Guardado en:

No sin cierta previsibilidad, un sector tuitero de reconocida adscripción ideológica se lanzó en tromba a descalificar a Cristina Losada durante el debate del lunes porque cometió el insólito pecado de expresarse en castellano. La intolerancia tiene este regusto por lo superficial, por lo accesorio. La candidata de C’s eligió libremente emplear la única lengua oficial que se entiende en toda España, incluso en Galicia. Por tanto, su decisión entra dentro de esa cosa que molesta tanto a algunos como es la libertad individual.

Dicho lo cual, no es menos cierto que, si bien un sector minoritario de la población se verá representado por Losada en su empleo del castellano, una mayoría social —incluso entre un electorado de centro amplio— tendrá muy difícil empatizar con una aspirante a la Xunta que no gasta la lengua propia de Galicia. Más allá de la parodia fabricada por algunos, Losada se arriesga a transmitir la sensación de que no emplea el gallego por falta de sensibilidad con una de las principales señas de identidad de un territorio. Y eso, de una manera u otra, limita que su discurso acceda a una mayoría. Como estrategia de partido es un fracaso.

Pero no es este, sin embargo, el error principal de la campaña naranja en estas autonómicas, por encima de torpezas en eslóganes o carteles. El agujero de Ciudadanos es un diagnóstico genérico de la realidad gallega, que se nota muy poco estudiada en sus particularidades. Ayer quedó en evidencia con preguntas sin respuesta sobre Alcoa. Y si el análisis es vulgar y lleno de lugares comunes válidos para Murcia, las Canarias o mi Huelva natal, las recetas propuestas no se quedan atrás.

Presentarse en Galicia como un partido constitucionalista que evitará una deriva soberanista como la que atraviesa Cataluña es como prescribir una pomada para el dolor de cabeza: una inutilidad. Limitar su radio de acción a atar en corto a Feijóo es reconocer que no se vale para otra cosa. Como ven, lo de menos es la lengua. Lo equivocado es el resto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios