Elecciones en Galicia 2016

C’s pide un voto para poner fin al «rodillo» y salvar su proyecto

El líder de la formación naranja, Albert Rivera, reivindica a Paco Vázquez para atraer al votante socialista centrado

Girauta, Rivera y Losada, ayer en La Coruña
Girauta, Rivera y Losada, ayer en La Coruña - EFE
MARIO NESPEREIRA - @abcengalicia Santiago - Actualizado: Guardado en:

Casi toda la plana mayor de Ciudadanos se citó en La Coruña para arropar a Cristina Losada en el cierre de la campaña. Desde allí, se dirigieron a un perfil de votante que va desde el centro-derecha hasta la izquierda moderada. Los caladeros que la formación espera que le nutran lo suficiente como para entrar en el Parlamento gallego y consagrar un proyecto político con poco gancho aún en la periferia. Rivera llamó a la bolsa de voto popular que «no se fía del PP» a secundar una candidatura capaz de dar «estabilidad» para un «nuevo constitucionalismo» desde Galicia.

El máximo dirigente de C’s ya había prometido a comienzos del mes de septiembre que iba a estar en el cierre gallego de campaña. No es casual que eligieran La Coruña como el lugar donde dar un último empujón a dos semanas de sobresalto, tensiones internas —el número cuatro por la provincia, Antonio Landeira, fue expulsado tras la publicar ABC sus fotos con lemas radicales— y llamadas a un mayor movilización. Desde allí, Rivera trató de recuperar para sí el legado político del exalcalde de la ciudad, Paco Vázquez, socialista tradicional, pero que no tuvo reparos en dar su apoyo alMovimiento Ciudadano que comenzaba entonces a perfilarse como el germen del partido actual. Un ejemplo que utilizó para atizar al PSOE por su deriva hacia la izquierda: «Antes los socialistas gobernaban con mayorías absolutas y ahora están peleando con las mareas». El portavoz naranja en el Congreso, Juan Carlos Girauta, le planteó a Feijóo la disyuntiva entre «limpiar Galicia o bloquear Galicia».

Losada reivindicó que su acta de diputada autonómica servirá para poner fin «al rodillo» que según ellos aplica el PP cuando obtiene mayorías. Ciudadanos, ahondó, «es como se llama la garantía de estabilidad en Galicia», siempre combinado el mensaje dual de la certeza política y las reformas estructurales. Lo contrario son «aventuras inciertas» y organizaciones que no aseguran «unas instituciones libres de corrupción». Desde ayer, cuando presentaron treinta condiciones previas para negociar con la lista más votada, el caso Baltar se ha convertido en su línea roja: «Qué no sabrá el señor Baltar de Feijóo y Rajoy», insinuó para intentar retratar a un hipotético socio de gobierno si el candidato del PP no logra su tercera mayoría absoluta consecutiva.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios