ELECCIONES GALLEGAS 2016 Leiceaga critica a Podemos en un intento de evitar el «sorpasso»

El aspirante critica a Núñez Feijóo por «ocultar» que milita en el Partido Popular

El candidato Leiceaga arropado por los dirigentes lucenses en la Plaza de Santa María
El candidato Leiceaga arropado por los dirigentes lucenses en la Plaza de Santa María - EFE
MARCOS SUEIRO - @ABCEnGalicia La Coruña/viveiro/lugo - Actualizado: Guardado en:

La caravana electoral socialista acumula kilómetros, pero no levanta el ánimo. El candidato mantiene el ritmo para decir que «el cambio es posible», pero parece poco convincente. De hecho ya rompe su propio manual de campaña y ayer en Viveiro nombró por primera vez a Podemos para acusarlos de «no dar respuestas» a los problemas de la gente y juzgar sus propuestas de «poco adecuadas». Como si se tratase de una progresión, durante los días previos introdujo en el argumentario los reproches hacia los populistas, pero ayer les llamó por uno de sus nombres.

Leiceaga invitó a los «votantes desencantados» de la formación morada a sumar sus votos al PSdeG «porque así tendremos un gobierno de cambio que garantiza una opción solvente». El candidato dio por buenas «las preguntas» planteadas por los populistas, pero negó efecto alguno de las respuestas. Según dijo, los votantes estarán «desencantados» a la vista de que «no permitió una alternativa a las desigualdades creadas por el Partido Popular», de modo que les garantizó que apoyando al PSdeG no desperdiciarán la papeleta.

Una hora después la caravana se trasladó a Lugo. Ocuparon la plaza de Santa María y Leiceaga renovó los argumentos. En su intento de agrupar sufragios, se dirigió a los votantes de «buena fe» del PP para pedirles que le dieran el voto a una «opción creíble. moderada y razonable». Y remató la apelación refiriéndose a Feijóo, del que dijo que «mira para otro lado ante los problemas que tiene el país». Leiceaga aseguró que el presidente miró para «otro lado» ante los problemas del sector naval. Le reprochó que «haya permitido» la desaparición de Barreras «porque los mexicanos se llevaron la tecnología». Y, frente a esta «inacción», avanzó que una Xunta del PSdeG «atendería a todos los sectores y pondría a Galicia sobre los raíles».

Núñez Feijóo

La constante de Feijóo también se mantiene desde el principio de la campaña. En Lugo y en Viveiro repitió que «oculta que es del PP» y le reprochó que esconda el logo de la formación y lo sustituya por una foto artificial de «yerno ideal». Y antes de que debutara el candidato en la Plaza de Santa María tomaron la palabra la alcaldesa, Lara Méndez, y el presidente de la Diputación de Lugo, Darío Campos, quien comenzó diciendo: «¡Qué bien habla la alcaldesa! y también se acordó del ausente exsecretario general de los socialistas, José Ramón Gómez Besteiro, del que dijo que había creado una red de residencias públicas. Sobre el futuro manifestó su fe en Leiceaga: «¡Creo que tenemos un buen candidato para cambiar Galicia!»

La caravana socialista también deja escenas curiosas. Una pareja conformada por un hombre de A Mariña y una chica de Singapur se convirtieron en «fans» de Leiceaga. Asistieron al mitin de Vilalba del miércoles y ayer repitieron en Viveiro. La mujer lo hizo ataviada con la vestimenta tradicional de su país, mientras su marido explicó a los periodistas su procedencia. Ante la pregunta: «¿Os vais a sumar al cambio?» La respuesta fue equívoca: «Lo vamos a intentar».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios